Saltar al contenido

Manual de psicoterapia: Como hacer psicoterapia exitosa

Como hacer psicoterapia exitosa

Psicoterapia es un término general que se utiliza para describir el proceso de tratamiento de trastornos psicológicos y angustia mental mediante el uso de técnicas verbales y psicológicas.

Durante este proceso, un psicoterapeuta capacitado ayuda al cliente a abordar problemas específicos o generales como una enfermedad mental particular o una fuente de estrés vital.

Dependiendo del enfoque utilizado por el terapeuta, se puede utilizar una amplia gama de técnicas y estrategias. Sin embargo, casi todos los tipos de psicoterapia implican desarrollar una relación terapéutica, comunicarse y crear un diálogo, y trabajar para superar pensamientos o comportamientos problemáticos.

La psicoterapia es cada vez más vista como una profesión distinta por derecho propio, pero muchos tipos diferentes de profesionales se dedican a la psicoterapia regularmente.

Tales individuos incluyen psicólogos clínicos, psiquiatras, consejeros, terapeutas matrimoniales y familiares, trabajadores sociales, consejeros de salud mental y enfermeras psiquiátricas.

Tipos de Psicoterapia

Cuando muchas personas escuchan la palabra psicoterapia, inmediatamente se imaginan a un paciente acostado en un sofá hablando mientras un terapeuta se sienta en una silla cercana anotando pensamientos en un bloc de notas amarillo.

En realidad hay una variedad de técnicas y prácticas utilizadas en la psicoterapia. El método exacto utilizado en cada situación puede variar en función de una variedad de factores, incluyendo la formación y el fondo del terapeuta, las preferencias del cliente y la naturaleza exacta del problema actual del cliente.

TE PUEDE INTERESAR  Terapia cognitivo conductual para tratar la depresión

Principales enfoques de la psicoterapia incluyen

Terapia psicoanalítica

Mientras que la psicoterapia se practicaba en varias formas tan atrás como la época de los antiguos griegos, recibió su comienzo formal cuando Sigmund Freud comenzó a usar terapia de conversación para trabajar con pacientes.

Algunas de las técnicas comúnmente utilizadas por Freud incluían el análisis de la transferencia, la interpretación del sueño y la libre asociación.

Este enfoque psicoanalítico implica profundizar en los pensamientos y experiencias pasadas de un paciente para buscar pensamientos, sentimientos y recuerdos inconscientes que puedan influir en el comportamiento.

Terapia Conductual

Cuando el conductismo se convirtió en una escuela de pensamiento más prominente durante la primera parte del siglo XX, técnicas como diferentes tipos de acondicionamiento comenzaron a desempeñar un papel importante en la psicoterapia.

Si bien el comportamiento puede no ser tan dominante como antes, muchos de sus métodos siguen siendo muy populares hoy en día.

La terapia conductual a menudo utiliza el acondicionamiento clásico, el condicionamiento de operandos y el aprendizaje social para ayudar a los clientes a alterar los comportamientos problemáticos.

Terapia humanista

A partir de la década de 1950, la escuela de pensamiento conocida como psicología humanista comenzó a tener una influencia en la psicoterapia.

El psicólogo humanista Carl Rogers desarrolló un enfoque conocido como terapia centrada en el cliente, que se centró en el terapeuta mostrando una consideración positiva incondicional hacia el cliente. Hoy en día, los aspectos de este enfoque siguen siendo ampliamente utilizados.

El enfoque humanista de la psicoterapia se centra en ayudar a las personas a maximizar su potencial. Tales enfoques tienden a enfatizar la importancia de la autoexploración, el libre albedrío y la autorrealización.

TE PUEDE INTERESAR  Lesión medular aproximación psicológíca en la rehabilitación del paciente

Terapia Cognitiva

La revolución cognitiva de la década de 1960 también tuvo un gran impacto en la práctica de la psicoterapia, ya que los psicólogos comenzaron a centrarse cada vez más en cómo los procesos de pensamiento humano influyen en el comportamiento y el funcionamiento.

La terapia cognitiva se centra en la idea de que nuestros pensamientos tienen una poderosa influencia en nuestro bienestar mental. Por ejemplo, si tiendes a ver los aspectos negativos de cada situación, probablemente tendrás una perspectiva más pesimista y un estado de ánimo general más sombrío.

El objetivo de la terapia cognitiva es identificar las distorsiones cognitivas que conducen a este tipo de pensamiento y reemplazar tales pensamientos con otros más realistas y positivos. Al hacerlo, las personas son capaces de mejorar sus estados de ánimo y bienestar general.

Terapia cognitivo-conductual

El enfoque conocido como terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de tratamiento psicoterapéutico que ayuda a los pacientes a entender los pensamientos y sentimientos que influyen en los comportamientos.

La TCC se utiliza comúnmente para tratar una amplia gama de trastornos incluyendo fobias, adicción, depresión, y la ansiedad. La TCC es un tipo de psicoterapia que implica técnicas cognitivas y conductuales para cambiar los pensamientos negativos y los comportamientos maladaptivos.

Este enfoque implica cambiar los pensamientos subyacentes que contribuyen a la angustia y modificar los comportamientos problemáticos que resultan de estos pensamientos.

En el siguiente enlace dejamos un completo manual de psicoterapia con los 22 enfoques más importantes en la práctica contemporánea y de vanguardia, en un PDF que puedes descargar gratis.

Comparte para descargar el PDFimage/svg+xml
Comparte en tus redes sociales para desbloquear el contenido