Accidente isquémico causas diagnostico y tratamiento

Causas del accidente isquémico

El accidente isquémico se produce a causa de la obstrucción del suministro de sangre hacia el cerebro, ya sea por un coagulo de sangre o una masa de grasa, esta obstrucción puede desarrollarse en uno de los vasos sanguíneos del cerebro, a esto se le conoce como trombosis arterial, y cuando el coagulo o masa de grasa proviene de otro lado del cuerpo se la conoce como émbolo cerebral.

Las personas más propensas a desarrollar un coágulo en sus vasos sanguíneos son aquellas que sufren de arterioesclerosis, una patología en la que los vasos sanguíneos se estrechan y recubren con depósitos grasos. Esto sucede a menudo cuando las personas envejecen.

También podría ser víctima de un accidente cerebrovascular si fuma, sufre de hipertensión y no realiza sus controles periódicos, tiene un colesterol alto, sobrepeso u obesidad, si padece de diabetes o especialmente si tiene familiares que hayan sufrido de accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca

Están en riesgo de tener un accidente cerebrovascular isquémico las personas que tienen un ritmo cardiaco anormal (arritmia) llamado fibrilación auricular. En esta condición médica, el corazón no bombea de forma adecuada la sangre, esto puede provocar la formación de un coágulo de sangre en el corazón, que luego puede trasladarse hasta el cerebro, provocando un accidente isquémico o embolia cerebral.

Las personas que beben en demasía, a menudo desarrollan un ritmo cardiaco anormal y aumenta su presión arterial.

Diagnóstico del accidente isquémico

La persona que ha sufrido un accidente cerebrovascular será sometida a una serie de exámenes con la finalidad de descubrir cuál es el tipo de accidente cerebrovascular que tuvo y que parte del cerebro ha sido afectada, esto se hace con la finalidad que el médico sepa que abordaje y tratamiento se le brindará al paciente.

Se le realizará una medición de la presión arterial, asimismo se le realizará un electrocardiograma (ECG) para conocer su ritmo cardiaco y la actividad eléctrica de su corazón. Es probable que también le realicen pruebas de sangre para medirle el colesterol y sus niveles de azúcar en la sangre, para detectar coágulos. El paciente también tendrá que realizarse una gammagrafía cerebral lo más pronto posible.

TE PUEDE INTERESAR  Esclerosis Múltiple y vida activa

Más adelante, se podrían solicitar otras pruebas del corazón y vasos sanguíneos al paciente con el objetivo de conocer la causa de su accidente cerebrovascular. También se le podría solicitar pruebas para detectar anormalidades en la coagulación de la sangre y un ecocardiograma, procedimiento que usa ultrasonido para producir imágenes ni tiempo real del interior del corazón.

Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico

Cuando el paciente llega al hospital, podría recibir tratamiento en una sala general o en una unidad especializada en accidentes cerebrovasculares.

SI tiene dificultades para tragar, el encargado de emergencias o enfermera a cargo le administrará líquido a través de un suero en el brazo para evitar deshidratación. Se le colocará un tubo en la nariz que le permitirá recibir todos los nutrientes y medicamentos que necesita. EN caso de ser necesario, el paciente recibirá oxígeno a través de una máscara facial.

Cuando el paciente sienta algo de recuperación, los encargados le ayudarán a sentarse y moverse, si no puede hacerlo los enfermeros le ayudarán a cambiar de posición en la cama con regularidad, para evitar la formación de escaras y trombosis venosa profunda.

Medicamentos para el tratamiento del accidente isquémico

Los medicamentos que podría recibir un paciente para el tratamiento de un accidente cerebrovascular isquémico son:

  • Alteplase: Este medicamente se usa para disolver los coágulos y ayudar a restablecer el flujo sanguíneo hacia su cerebro. Es administrado a través de un suero en el brazo dentro de las tres horas en que se manifestaron los síntomas, pero es posible que este medicamento no sea adecuado para todos los pacientes.
  • Aspirina, clopidogrel y dipiridamol: Son medicamentos usados para reducir el riesgo de formación de coágulos sanguíneos después de un accidente cerebrovascular. Es posible que administren uno de estos medicamentos en forma de tabletas al paciente a través de un tubo de alimentación colocado en la nariz. En algunos casos, la aspirina se administra como supositorio. Estos medicamentos son muy utilizados para la prevención a largo plazo de los accidentes cerebrovasculares.
  • Warfarina y heparina: medicamentos que ayudan a prevenir la formación de coágulos de sangre, son utilizados principalmente para prevenir accidentes cerebrovasculares.
    Asimismo, el paciente puede recibir otros medicamentos que ayudan a controlar la presión arterial y disminuir su colesterol.
TE PUEDE INTERESAR  Neurorehabilitación: Tratamiento de enfermeades neurológicas

Cirugía

El médico es quien decidirá si el picante requiere de cirugía, la endarterectomía carotídea es un procedimiento quirúrgico realizado para quitar los depósitos de grasa de una arteria en su cuello. De esta manera se puede reducir el riesgo de tener otro accidente cerebrovascular. La operación se suele realizar en un plazo de dos semanas desde el accidente cerebrovascular. Pero es adecuada solo en algunos pacientes.

Rehabilitación del accidente cerebrovascular 

Tras un accidente cerebrovascular, es posible que deba volver a aprender habilidades y destrezas, o nuevas destrezas para adaptarse al daño causado por el accidente cerebrovascular. A esto se e da el nombre de rehabilitación de accidente cerebrovascular.

Es difícil de predecir cómo será la recuperación de un paciente con accidente cerebrovascular, La mayoría de los pacientes tienen una recuperación en las primeras semanas y primeros meses tras sufrir el accidente cerebrovascular. Pero en algunos casos, la recuperación puede demorar mucho más.

El programa de rehabilitación más adecuado para el paciente será diseñado por el equipo de accidente cerebrovascular del hospital, basándose en las necesidades particulares del paciente. Tratamiento que continuará después de haber sido dado de alta del hospital. La rehabilitación puede incluir profesionales fisioterapeutas, terapeutas del habla y del lenguaje, terapeutas ocupacionales, oftalmólogos y psicólogos, así como médicos y enfermeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir