Saltar al contenido

Fibromalgia y sus efectos en los ojos

Fibromalgia y sus efectos en los ojos . La fibromialgia es una enfermedad crónica que produce en quien la padece múltiples síntomas físicos y mentales, entre ellos: dolor generalizado del cuerpo, fatiga, dificultades para conciliar el sueño, angustia, sensibilidad de la piel, sequedad de ojos, problemas de visión y mareos.

Uno de los síntomas que permiten a los especialistas diagnosticar la fibromalgia son los problemas en los ojos.

La fibromalgia puede tener un impacto en las habilidades para realizar actividades cotidianas como conducir, en especial en la noche, y el trabajo detallado, como coser o fijar mucho, ijar la vista puede producir problemas de visión doble o borrosa.

Fibromalgia y sus efectos en los ojos Si una persona sufre de fibromalgia puede presentar los siguientes problemas en los ojos.

1. Ojos secos

Muchas personas que tienen fribomalgia sufren de ojo seco, esto se dbe a que la superficie del ojo no tiene la adecuada y suficiente lubricación que lo nutra y que permita que el párpado se deslice sobre la superficie ocular con la mayor con facilidad.

La sequedad ocular puede causar ardor, picazón, enrojecimiento, sensación arenosa e incluso visión borrosa. Las personas que padecen de fibromalgia dificilmente podrían usar lentes de contacto ya que provoca dolor e incomodidad.

Al presentarse este problema, es común que el médico recete utilizar lágrimas artificiales, para de esta manera mantener los ojos humectados; de no funcionar estas gotas, el médico puede recomendar algunos medicamentos que por lo general requieren receta, u otros tratamientos con el objetivo de reducir el síntoma.

2. Sensibilidad a la luz

La Fibromialgia puede provocar fotofobia, es decir, sensibilidad a la luz. Este problema ocasiona que las personas tengan que utilizar lentes oscuros cuando están en el exterior, aún si el día está nublado; también causa que la personas tengan dificultad para conducir de noche, debido a que las luces de los autos resultan muy deslumbrantes.

Se puede presentar sensibilidad ante luces brillantes, como la luz del televisor, la luz fluorescente y la luz solar. Este problema no distorsiona la visión general, pero puede provocar molestia por deslumbramiento, mareo e incluso dolor.

TE PUEDE INTERESAR  Revierten efectos de Alzheimer con fármaco para el cáncer

3. Dolor de ojos

La Fibromialgia es en sí es una enfermedad caracterizada por el dolor corporal generalizado, que incluso llega a abarcar a los ojos, pues puede afectar los músculos oculares.

El dolor puede ser llegar a ser intenso y punzante, y tiene a incrementarse por la fatiga, falta de sueño, ansiedad y estrés.

4. Visión doble, borrosa o cambiante.

Muchos pacientes con Fibromialgia suelen presentar problemas en la visión y la agudeza visual; tienen problemas para enfocar (o cambiar de enfoque) y el problema suele agravarse cuando el ambiente es seco o hay humo alrededor.

La capacidad de ver las cosas a distancia puede variar, un día pueden ser incapaces de reconocer las formas de las cosas, perciben todo borroso y requieren de lentes para enfocar mejor, pero al otro día puede ver a distancia sin ninguna dificultad.

La visión borrosa puede ser un impedimento para que las personas puedan concentrarse en las cosas por mucho tiempo, pues sus ojos se sienten demasiado cansados y evitan el esfuerzo.

5. Sensibilidad al tacto.

Las personas con Fibromialgia que acostumbraban a usar lentes por prescripción médica, suelen encontrar molestia e irritación en la de la nariz, mejillas y orejas al utilizar gafas.

La sensibilidad puede ser tan importante, que el uso de lentes puede llegar a ser intolerante, pues el armazón provoca dolor en la cara, nariz, e incluso orejas y dientes.

¿Cuál es la causa de estos síntomas?

Como ocurre con muchos aspectos de la Fibromialgia, la relación que tiene esta enfermedad con los problemas oculares no está bien definida, sin embargo, existen algunas posturas que podrían responder la interrogante:

-Un porcentaje de las personas con Fibromialgia presentan problemas con los ojos debido alSíndrome de Sjögren, el cual genera también sequedad en la boca, y puede ser diagnosticado mediante la presencia de anticuerpos específicos en la sangre y otra serie de pruebas.

TE PUEDE INTERESAR  Artritis reumatoide depresión y discapacidad en las mujeres afectadas

El uso de antidepresivos tricíclicos pueden jugar un papel importante en el desarrollo de los síntomas de sequedad.

-El mal funcionamiento de los músculos posturales involucrados en el movimiento del globo ocular, puede provocar espasmos y entonces generar una visión distorsionada.

La fibromialgia afecta el sistema nervioso, y por lo tanto, puede afectar a la vista. Puede causar que los ojos se vuelven sensibles a la luz y el tacto, y puede inducir a los ojos secos y visión borrosa.

-La falta de sueño de calidad puede propiciar los síntomas de ojo seco, pues cuando los ojos no descansan lo suficiente, tienden a secarse mucho más rápido de lo normal.

Recomendaciones

En cuanto percibas que tienes problemas en los ojos, debes informar a tu médico para que te revise y te ayude a determinar el origen de tus problemas, y si la Fibromialgia puede desempeñar un papel en esto cambios. Nunca te autodiagnostiques ni mucho menos automediques.

Una vez que hayas consultado a tu médico, te brindamos las siguientes recomendaciones:

– Evita las luces fluorescentes en interiores.

-Utiliza lágrimas artificiales para brindar la lubricación adecuada a tus ojos.

-Usa lentes de sol o lentes polarizados cuando salgas al aire libre.

-Evita los lentes de contacto si trabajas o estás mucho tiempo en ambientes secos.

-Evita los ambientes con humo.

-Realiza ejercicios oculares suaves para ayudarte a estirar los puntos de activación del músculo del ojo: mira hacia arriba, abajo, derecha, izquierda, cierra los ojos con fuerza, mantenlos bien abiertos, etcétera..

-Utiliza los lentes correctos para evitar la tensión del ojo, especialmente al leer

-Si tu médico lo autoriza, prueba suplementos con aceites de semilla de lino, ácidos grasos omega 3 y beta-caroteno.

-Realízate exámenes oculares de rutina para asegurar que los problemas oculares se mantienen bajo control.