Saltar al contenido

¿El Síndrome de Down se detecta en las ecografías?

Ecografías detectar el Síndrome de Down

Como detectar Síndrome de Down. La ecografía además de permitirte ver una imagen de tu bebé, también te ayuda a saber cómo va evolucionando tu embarazo y el feto. Asimismo, la ecografía puede una permitir vigilar la evolución del embarazo puede descubrir si tu bebé tiene algunas anomalías congénitas.

Las estadísticas señalan que los defectos congénitos afectan a un 5% de neonatos, de este porcentaje el 1,4% nace con enfermedades causadas por alguna alteración genética (enfermedades hereditarias), un 0,6% presenta alguna alteración cromosómica, como el síndrome de Down y un 3% de estos nace con malformaciones (órganos anómalos), resultando de mucha utilidad la ecografía en el último caso.

Sepa Cómo saber si el feto tiene Síndrome de Down, 

¿El Síndrome de Down se detecta en las ecografías?

¿Con una ecografía que anomalías fetales pueden detectarse?

A pesar de los avances tecnológicos en cuanto a las ecografías, no son capaces de detectar todos los defectos estructurales o malformaciones, en algunos casos por la poca expresión y en otros porque duelen aparecer de forma tardía.

También debido a algunas circunstancias desfavorables, el estudio ecográfico no llega a ser satisfactorio, en casos en donde las posiciones del feto no permiten conocer determinadas estructuras anatómicas, el bajo contenido o ausencia de amniótico hace que el estudio fetal se complique, problemas como la obesidad de la madre o la aplicación de ciertas cremas hidratantes puede complicar la transmisión de ultrasonidos, así como la presencia de miomas.
Aproximadamente el 60 al 70% de las malformaciones fetales pueden ser detectadas gracias a las ecografías.

TE PUEDE INTERESAR  Alzheimer claves útiles para el cuidado diario

¿Una ecografía puede detectar malformaciones cromosómicas?

Existen pruebas que pueden diagnosticar el alteraciones cromosómicas como el síndrome de down, pero la ecografía no tiene esa capacidad.

Para tener un diagnóstico acertado del síndrome de down es necesario realizar una biopsia de corion o una amniocentesis.

Aunque existen varias pruebas ecográficas que pueden ayudar en la detección del síndrome de Down en el embarazo.

La ecografía de translucencia nucal, esta prueba se realiza entre la semana 11 y la semana 14 de embarazo, esta prueba permite obtener informacinó sobre posibles anomalías cromosómicas del feto. Esta técnica es muy similar a las ecografías rutinarias, pero permite descubrir muchos mas aspectos relacionados a la salud del bebé.

También se puede realizar un análisis de sangre y una ecografía de alta resolución, esto puede aumentar la fiabilidad de los resultados.

Otra de las pruebas ecográficas que permiten saber si el bebé tiene la Trisomía 21 es la ecografía de las 20 semanas o ecografía morfológica, con ella el médico podrá observar y valorar el estado de todos los órganos y todas las partes del cuerpo y el esqueleto del bebé. PEro son las pruebas invasivas como la biopsia de corion o una amniocentesis, que permiten tener un resultado más fiable.

TE PUEDE INTERESAR  Indicadores de Síndrome de Down

Algunos hallazgos ecográficos como la elevación de la translucencia nucal o determinadas anomalías, que son bastante frecuentes o comunes en anomalías cromosómicas permiten tener algunas pistas.

Diagnóstico ecográfico de anomalías fetales

Aquí veremos algunas de las ventajas que proporciona realizar un diagnóstico ecográfico de anomalías fetales:

Permite a los padres tener información bastante completa sobre la alteración que se ha detectado, así como el pronóstico, evolución durante y después del embarazo y los posibles tratamientos a realizarse. Ayuda a tomar conciencia sobre el problema y a tomar la decisión que consideren más adecuada.

Si se descubre alguna malformación fetal, el diagnóstico previo permite hacer una planificación sobre cuál sería el mejor momento para interrumpir el embarazo, evitado de esta manera el deterioro que supone mantener anomalías progresivas, asimismo, puede elegir el equipo de profesionales médicos más idóneo para brindarle la mejor asistencia posible al nacimiento.

Estas prueban también permiten saber si el feto necesitará medidas inmediatas al nacimiento, que resultan en algunos casos vitales para la supervivencia del feto, planificando el tratamiento más adecuado según sea el caso.

Son pocas las anomalías fetales que pueden tratarse antes del nacimiento en la actualidad como la hernia diafragmática, algunas enfermedades cardiacas, obstrucciones vesicales, algunos casos de espina bífida, síndrome de transfusión entre gemelos.

De darse el caso de detectar una anomalía severa incompatible con la vida, los decidirán si interrumpen el embarazo o no.