Saltar al contenido

Discapacidad y resiliencia: Afrontamiento positivo para superar la adversidad

La resiliencia como herramienta de afrontamiento de una discapacidad

En estas dos décadas ha sido bastante notorio el avance progresivo de las personas con discapacidad, en pro de una mejora en su calidad de vida.

La discapacidad, causante de numerosos cambios en la vida de quienes viven con ella, las sitúa en una posición, que, sumado a las barreras arquitectónicas, significa una serie de retos que cada uno de ellos debe superar para así integrarse dentro de una sociedad que muchas veces no les brinda todas las herramientas que les permitan desarrollarse.

Valga la redundancia, para lograr esa tan mencionada integración, que en realidad debiera ser inclusión, existen muchos factores, que se debe tener en cuenta.

EL apoyo social, las condiciones sociodemográficas, el tipo de discapacidad, son factores importantes que determinan el proceso inclusión y afrontamiento para superación de la discapacidad.

La discapacidad es muchas veces una condición considerada una situación de negatividad, debido a que la persona enfrenta determinadas situación y limitaciones para desarrollarse en plenitud en la sociedad.

TE PUEDE INTERESAR  Parálisis cerebral infantil signos factores de riesgo prevención y tratamiento

Es bastante común que cuando se conoce a una persona con discapacidad, lo primero que se piense es en las limitaciones y disminución de sus capacidades, e incluso nos puede llevar a pensar en su incapECacidad a la hora de realizar tareas.

Por tanto, es imprescindible hacer notar a los miembros de nuestra sociedad, que no poseen condiciones discapacitantes, cuando ellos quizás sin querer expresan actitudes diversas al estar frente a una persona con discapacidad.

Actitudes como la indiferencia o la sobreprotección, trae como resultado que las personas con discapacidad tomen un papel mucho más pasivo.

Sencillamente por el hecho de que se ha puesto más atención en lo que no puede hacer, en lugar de reconocer y que ellos mismos reconozcan, que poseen muchas capacidades y habilidades.

Para lograr ese cambio positivo, brindándole las herramientas para lograr su desarrollo y alcance de su máximo potencial, podemos hablar de resiliencia.

Esa capacidad de una persona o sistema social de vivir bien y desarrollarse de forma positiva a pesar de las adversidades y difíciles condiciones de vida.

Para ser más concreto sobre este tema, cuando hablamos de resiliencia, se trata de un conjunto de experiencias y relaciones que permiten a la persona aprender a vencer los obstáculos y cualquier limitación desde una perspectiva optimista, donde es primordial la fuerza de voluntad, el amor, la esperanza, constancia y temple.

TE PUEDE INTERESAR  Enfermedades degenerativas estrategias de prevención en salud pública

También existe un lado mucho más doliente, donde la mayoría de personas que viven con una discapacidad sufren experiencias muy traumáticas, que podrían levarlas a desarrollar variedad de trastornos.

Pero en otros casos, personas que viven en la misma situación y condiciones tienen la capacidad de desarrollar sus habilidades, hasta sacarles el máximo beneficio y aprendizaje de ellas.

Es ahí cuando determinados factores influyen positivamente en el proceso de afrontamiento de una experiencia traumática, como lo es vivir con una discapacidad.

El concepto de resiliencia, se forja como hipótesis para tratar de explicar la conducta saludable en condiciones de adversidad o alto riesgo.

La resiliencia esa capacidad presente en una persona que, junto con factores ambientales y personales, le permiten superar las adversidades que en la vida se le puedan presentar.