Lo más lamentable es que muchas personas no saben que la padecen. O no le dan la importancia que realmente tiene. Hasta que ya es demasiado tarde y terminan con amputaciones.

Hoy al leer la noticia Publicada en la Jornada, donde es alarmante la cantidad de niños que llegan al hospital General de México con diabetes tipo 2. Me enoja este hecho. Porque la diabetes 2 si se puede prevenir, si se actúa a tiempo.

Responder