Saltar al contenido

Enfoques de terapia familia sistémica

¿Qué es la terapia familiar sistémica?

La terapia familiar sistémica asume que la familia es un sistema, de ahí su nombre, del cual todos los miembros son interdependientes.

Este sistema no es fijo, se mueve según eventos fuera y dentro de la vida de la familia (nacimientos, adolescencia, divorcios, deslocalizaciones, enfermedades, muertes…).

Esta terapia difiere de las terapias familiares analíticas que exploran aún más la historia transgeneracional para “reconstruir” el pasado reprimido.

En la terapia sistémica, es en las relaciones entre los miembros de la familia que buscamos significado y soluciones a los problemas encontrados.

Un miembro está enfermo, toda la familia está preocupada

Cuando las familias acuden al terapeuta, los padres llegan con el “sufrimiento” de un problema: agresión, drogas, intentos de suicidio … o un mal afrontamiento de una violación, robo, asalto.

En lugar de verlo responsable de los problemas, lo escucharemos como el “portavoz” de la familia, el que expresa un sufrimiento que afecta a todos.

Y es su familia la que le ayudará a mejorar. Es en los recursos de esta familia, en su historia y sus propias fortalezas que el terapeuta irá encontrando en una exploración.

TE PUEDE INTERESAR  Psicología de la discapacidad familia y persona con deficiencia

La conciencia colectiva de estos elementos permitirá a la familia encontrar una nueva forma de convivir, de la manera más armoniosa posible.

Terapia familiar sistémica, ¿cómo funciona?

El terapeuta no es un proveedor de recetas o un consejero que da lecciones de vida. Sino que llega a entender cómo funciona la familia.

No todo siempre ha estado mal en esta familia. Es a través de la construcción de lo que funciona y lo que va bien que encontrará algo para implementar su mejora.

Una vista previa de la sesión

El joven Thomas viene con sus padres que descubren que está muy retraído, que ya no hablan entre sí excepto para discutir. Están preocupados por él.

Thomas: “En vacaciones todo está bien, pero durante el año todo el mundo pelea.” El terapeuta pregunta ¿qué es diferente en las vacaciones?.

“No hay televisión, hablamos, es la única vez que podemos hablar. Durante el año ven la televisión todo el tiempo y no quiero molestarlos”.

“Padres, “No hablamos entre nosotros porque todavía están encerrados en su habitación, pensamos que querían estar callados, que no querían hablar con nosotros”.

TE PUEDE INTERESAR  La psicología de los colores

El terapeuta adolescente, “¿De qué quieres hablar con tus padres, por ejemplo?” Y la sesión continúa.

Sesiones siempre únicas

El terapeuta tiene diferentes herramientas para trabajar con las familias. Las sesiones no tienen lugar exclusivamente en forma de sesiones de preguntas y respuestas.

El “genograma” o árbol genealógico que el terapeuta hace con la familia en una hoja de papel, permite a cada miembro descubrir su lugar en la historia familiar.

También pueden sugerir que todos dibujen a la familia o coloquen a los miembros de la familia en la sala para describir un buen momento o un mal momento juntos. O, “la foto de familia”, donde todo el mundo es capaz de tomar una foto con la instrucción de mostrar la posición de cada uno, que opinan con respecto a los demás.

Esto permite que en la familia afloren sentimientos e imaginen cómo podrían ser mejor.

El presente libro pretende ofrecer un análisis de algunos de los enfoques más importantes dentro del amplio movimiento de la terapia familiar sistémica para una praxis terapéutica más adecuada Si estás interesado en contar con esta información, al final del post puedes descargar la información en un archivo PDF completamente gratis.

Para que se habilite el enlace de descarga directa dale click en compartir en Facebook o Twitter.

Comparte para descargar el PDFimage/svg+xml
Comparte en tus redes sociales para desbloquear el contenido