Saltar al contenido

Ictus tipos y síntomas

Ictus primera causa de muerte de mujeres en España

El ictus es el causante de más de 650 mil muertes al año en Europa, de los cuales 40 mil son españoles. Cada año se detectan más de 120 mil casos nuevos de Ictus y según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española, el Ictus es la primera causa de muertes de mujeres y la segunda causa de muertes de varones en España. En el país se produce un Ictus cada 6 minutos.


El Ictus es causado por una obstrucción o disminución del flujo de sangre que va al cerebro, al no recibir la irrigación sanguínea necesaria, las células nerviosas no reciben el oxígeno que debería llegar a través de la sangre, trayendo como consecuencia el daño o muerte de las neuronas. Al Ictus se le denomina también Accidente Cerebrovascular o ACV, tiene otros nombres como embolia o trombosis.

EL Ictus o enfermedad cerebrovascular es más común en personas que pasan de los 55 años de edad, el riesgo es mayor cuanto más edad tiene la persona y se estima que el 21% de la población española mayor de 60 años, está en riesgo de padecer de un ataque cerebral o Ictus en los próximos 10 años. Es decir, que aproximadamente 2 millones de españoles están es riesgo de sufrir de un Ictus, así lo señala un estudio realizado por PREVICTUS.

La OMS – Organización Mundial de la Salud, tiene otros datos, que resultan bastante alarmantes, según un estudio realizado por esta entidad, asumiendo que para el año 2050, el 46% de la población mundial será mayor de 65 años, casi la mitad podría ser víctima de un accidente cerebrovascular

Pero no es solo la edad un factor detonante de Ictus, pues existen otras causas de riesgo como la hipertensión arterial, las arritmias cardiacas u otras enfermedades del corazón, enfermedades como la diabetes mellitus, la dislipemia también pueden ser desencadenantes de padecer un ictus, asimismo; problemas como la obesidad, la falta de ejercicios, el sedentarismo, el excesivo consumo de tabaco y alcohol pueden influir para que una persona sufra de un Ictus.

TE PUEDE INTERESAR  Ictus guia de autonoma e independencia

Tipos de Ictus

EL Ictus se clasifica según el fenómeno vascular causado, se distinguen dos tipos principales de Ictus: El ictus isquémico y el ictus hemorrágico

Ictus isquémico: Este es el tipo de accidente cerebrovascular que ocurre con más frecuencia y se produce por la obstrucción o taponamiento de una arteria, esto impide que la sangre llegue a una zona del cerebro. Esta obstrucción arterial impide que el cerebro reciba los nutrientes y el oxígeno que necesitan las células, ocasionándoles una lesión. A esto se le conoce como isquemia cerebral, y si la obstrucción del flujo sanguíneo se prolonga, ocurre el infarto cerebral.

En este caso el tejido ya ha muerto. La obstrucción del flujo sanguíneo puede ser causada por un trombo, un tumor que comprime la arteria, o debido a un coágulo de sangre, generalmente enviado desde el corazón. Si se produce la muerte celular en el cerebro, en la médula espinal o en la retina, entonces se trata de un Ictus.

Cuando la obstrucción del flujo sanguíneo no es prolongada, a este tipo de ataques se le conoce como Ataque Isquémico Transitorio. En la actualidad la diferencia estriba no tanto en el tiempo de la isquemia como en que no produce infarto cerebral. Por esto, es habitual que sean valorados por el médico cuando ya pasaron.

Los síntomas del Ataque Isquémico Transitorio varían dependiendo de la donde del cerebro donde se ha bloqueado el flujo sanguíneo, pero tiene los mismos factores de riesgo que el infarto cerebral y aunque sus efectos se reviertan de forma espontánea, es importante tener la opinión de un neurólogo, para saber si el tejido cerebral ha resultado dañado, puesto que las personas que sufrieron un ataque isquémico tienen mucho mayor riesgo de sufrir un ictus isquémico más prolongado en el tiempo, apareciendo el infarto cerebral y la muerte de una parte del cerebro.

Ictus hemorrágico: EL ictus hemorrágico es mucho menos frecuente, este tipo de ataque cerebral se produce a causa de la rotura de una arteria, la rotura puede darse dentro del cerebro, a esto se le conoce como rotura intracerebral, o puede producirse en la superficie del cerebro cerca de las capas que lo envuelven, las meninges.

TE PUEDE INTERESAR  Lesión medular concepto tipos y cuidados

En caso de una rotura intracerebral, se puede producir por hipertensión en la arteria, a causa de esto se rompe y se produce la hemorragia intracerebral, también se produce por malformaciones en los vasos, pero esto es menos frecuente. En el segundo, la causa más frecuente es el traumatismo craneal, por golpe o caída, o por causa de una dilatación de la arteria, a esto se le conoce como aneurisma, esto hace que la pared de la arteria no se expanda y se rompa, dejando salir la sangre en el espacio entre el cerebro y las meninges, a esto se conoce como hemorragia subaracnoidea. Esta sangre, además que no nutre las células cerebrales, puede crear presión sobre el mismo, provocando daños que pueden ser más severos que los producidos por ictus isquémico. El ictus hemorrágico pueden producirse por algunas infecciones en el cerebro, tumores y por consumo de drogas.

Síntomas del Ictus

Identificar los síntomas del Ictus de manera inmediata puede hacer la diferencia en la evolución del paciente, si nota pérdida de fuerza o sensibilidad, así como debilidad en la cara, brazo y pierna de un lado del cuerpo, es posible que esté teniendo un Ictus, alteraciones en la visón como visión doble, vértigo, dificultad para hablar y dolor de cabeza súbito, lo más recomendable es acudir al médico o llamar al servicio de emergencia. Desde el inicio, los pacientes deben ser evaluados por un neurólogo, pues se ha demostrado que los pacientes que han recibido tratamiento temprano han logrado una mejor recuperación, casi total o en algunos casos con secuelas leves.

Hoy en día, de todos los pacientes que sufrieron un Ictus, el 30% presenta un problema de discapacidad que se manifiesta con parálisis, complicaciones con el equilibrio, dificultades de habla y déficits cognitivos.

Solo el 40% de los casos de Ictus, pueden valerse por sí mismos. Un dato importante que se debe tomar en cuenta es que, las personas que sufrieron de un Ictus, están en riesgo de sufrir otro en los próximos tres meses después del primer episodio.

Puede ver el siguiente artículo: Código Ictus Protocolo de Actuación