Saltar al contenido

Simona Atzori, una bailarina y pintora sin brazos

Historia de Simona Atzori bailarina y pintora sin brazos

Simona Atzori haciendo gala de su talento para la danza

Simona Atzori bailarina italiana de Danza Clásica y además pintora, nació sin brazos, quizás nos parezca un poco raro ver una bailarina que no tiene brazos, pero es así.

Sin embargo eso no es lo que más resalta en esta bella jóven, sino la fuerza y vitalidad que de ella se desprende son inigualables.

Cuando intentaron ponerle prótesis rechazó la oferta pues señaló que se manejaba muy bien con sus pies.

Simona Atzori, la bailarina sin brazos

Con tan solo 4 años empezó a pintar y pronto fue reconocida su habilidad, recibió una beca de la Asociación de Artistas Pintores con Boca y Pie del Mundo.

También tuvo la oportunidad de presentarle al Papa Juan Pablo II un retrato de él mismo.

Empezó a bailar a los 6 años, a pesar que algunos profesores se oponían a ello ya que consideraban que no era adecuada, pero su propia determinación y el apoyo de su madre la ayudó a triunfar en las disciplinas que generalmente asocian con la plena capacidad de cuerpo.

TE PUEDE INTERESAR  Rehabilitación y tratamientos del bebe con espina bifida

https://www.youtube.com/watch?v=xQlIlmaygi0

En 1996 comenzó sus estudios en la Universidad de Western Ontario en Canadá.

Las Artes Visuales le permitió combinar las dos pasiones de su vida, y se graduó con honores en 2001.

Actualmente, ella trabaja como bailarina.

Participó en la ceremonia inaugural de los Juegos Paralímpicos de Pekin, y se crearon los Atzori Awards para coreógrafos y bailarines.

Ella afirmó que si Dios la había hecho así es porque así debe ser, y no tener brazos no supone llevar una vida fuera de lo normal, al contrario, lucha por lo que quiere, es independiente, y es un referente para miles de personas.

TE PUEDE INTERESAR  Joven con Sindrome de Down dirige su propio restaurante

https://www.youtube.com/watch?v=xWoTpvTdco0

Actualmente, ella trabaja como bailarina. Participó en la ceremonia inaugural de los Juegos Paralímpicos de Pekin, y se crearon los Atzori Awards para coreógrafos y bailarines.

Ella afirmó que si Dios la había hecho así es porque así debe ser, y no tener brazos no supone llevar una vida fuera de lo normal, al contrario, lucha por lo que quiere, es independiente, y es un referente para miles de personas.

https://www.youtube.com/watch?v=E8BN8H5UYyU

No hay que hundirse cuando se nos priva de algo, si no intentar conseuirlo por otros medios, aunque eso requiera tiempo, costumbre y paciencia.

Realmente nos quejamos cuando una camiseta nos hace gorda? hay gente que ni siquiera tiene brazos para ponersela, y otros que ni siquiera tienen camisetas…

https://www.youtube.com/watch?v=WWzj0_3t7Ts

Más historias de  discapacidad y superación