Saltar al contenido

Lesión Medular y discapacidad

La médula espinal esta conformada por muchas fibras nerviosas que se encargan de transmitir los mensajes del cerebro hacia las diferentes partes del cuerpo, gracias a estas podemos sentir, tocar, mover los brazos y las piernas. Constituyen el sistema de comunicación más importante del cuerpo y al producirse algún daño en en estos nervios, puede provocar perdida de sensibilidad y/o de movilidad.

Al ser una parte tan vital de nuestro cuerpo, esta protegida por los huesos que son vertebras alineadas que forman la columna vertebral, o espinal.

Causas.- La mayoría de las lesiones medulares se producen de repente, como consecuencia de un traumatismo, y aproximadamente en la mitad de los casos el origen es un accidente de tráfico.

Las causas más frecuentes son:

  • Accidentes de coche: 35%
  • Caídas: 16´5%
  • Problemas médicos: 10´8%
  • Deportes: 6´7%
  • Otros accidentes de vehículos a motor: 6´2%
  • Accidentes de trabajo: 5´3%
  • Otros: 19´5%

En cuanto a las enfermedades que producen lesión de la médula espinal, podemos destacar:

Compresión medular

  • Compresión medular aguda.- Suele ser de origen traumático.
  • Compresión medular subaguda.– Normalmente es secundaria a una neoplasia extramedular, un absceso o hematoma subdural (debajo de la dura madre, que es la capa más externa de las tres meninges que rodean el encéfalo y la médula espinal) o una hernia de disco a nivel cervical. Se presenta dolor, posteriormente debilidad muscular en miembros inferiores, déficit sensitivos y pérdida de control de esfínteres.
  • Compresión medular crónica.- Puede ser secundaria a profusiones óseas hacia el interior del canal medular o por neoplasias de crecimiento lento. Los síntomas más graves pueden desarrollarse en meses o incluso años.

Absceso y hematoma epidural o subdural.- Suele aparecer en pacientes que tienen una infección previa, a distancia como puede ser un absceso dental o contiguo. Aproximadamente un tercio de los casos son espontáneos, sin origen aparente. El hematoma suele ser secundario a un traumatismo de la columna.

Se presenta dolor, debilidad muscular con un patrón parapléjico o cuadrapléjico.

Siringomelia.- Presencia de una cavidad en el interior de la médula espinal. La mitad de las ocasiones tienen su origen en un defecto congénito de la base del cráneo. Las lesiones aumentan de tamaño durante la adolescencia o primera madurez.

Trastornos vasculares

  • Infarto medular.
  • Malformaciones arteriovenosas.

Paraparesia espástica hereditaria.- Trastorno hereditario poco frecuente que afecta por igual a ambos sexos y la edad de comienzo es muy variable, desde la infancia a edades avanzadas.

TE PUEDE INTERESAR  ¿Sábes como tratar a una persona con discapacidad?

Mielitis transversa aguda.- Inflamación aguda que afecta a la sustancia gris y a la sustancia blanca medular, normalmente de causa desconocida, pero a veces sigue a infecciones víricas o a una vacunación.

Traumatismo medular.- La función neurológica puede verse afectada desde una forma breve en la contusión a permanente en el caso de laceraciones o secciones medulares.

Los efectos de una lesión de la médula espinal varían de acuerdo con el tipo y con el nivel de la lesión y se pueden dividir en dos tipos:

  • En una lesión completa en la que no hay funcionalidad por debajo del nivel de la lesión. Los movimientos voluntarios así como la sensibilidad no son posibles. Las lesiones completas son siempre bilaterales, es decir, ambos lados del cuerpo se ven afectados del mismo modo.
  • Una persona con una lesión incompleta puede tener algo de sensibilidad por debajo del nivel de la lesión. Las lesiones incompletas son variables, una persona con este tipo de lesión pueden ser capaces de mover más un miembro que otro, pueden sentir partes del cuerpo que no pueden mover o quizás pueden tener mas funcionalidad en una parte del cuerpo que en otras.

Las lesiones producidas en un nivel muy alto de la espinal dorsal (C1-C2) suelen dar como resultado la pérdida de muchos movimientos involuntarios, como la respiración, lo que lleva al enfermo a necesitar respiradores mecánicos. Otros efectos pueden incluir la incapacidad de regulación del ritmo cardiaco (y por tanto la presión sanguínea), la reducción del control de la temperatura del cuerpo, la imposibilidad de sudar por debajo del nivel de la lesión así como dolor crónico o incontinencia. La terapia física así como el uso de instrumentos ortopédicos (sillas de ruedas) son habitualmente necesarios, dependiendo del la localización de la lesión.

Paraplejia.- Cuando una persona ha perdido la sensibilidad y no es capaz de mover la parte inferior de su cuerpo. La lesión se encuentra en el área dorsal, lumbar o sacra. Por desgracia comienza a ser una palabra demasiado conocida, sobre todo en relación con los accidentes de tráfico. Hoy por hoy es una enfermedad incurable, pero las nuevas investigaciones en torno a diferentes técnicas quirúrgicas nos hacen ver la enfermedad con optimismo.

Niveles:

  • T1 a T8 : A menudo presentan control de manos pero carecen de control sobre los músculos abdominales, por lo que el control del tronco es difícil o imposible. Los efectos son menos severos según el nivel de la lesión es más bajo.
  • T9 a T12 : Permite un buen control del tronco y de los músculos abdominales por lo que el balance sentado es muy bueno.
TE PUEDE INTERESAR  Mexicano integrará Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

algunas veces es muy importante el tratamiento de un Dr en osteopatia y Quiropractica para la alineacion de las vertebras crevicales,lo que pasa normalmente los neurocirujanos realizan una cirugia pero no tienen la capacidad y entrenamiento para esta operacion manual seria muy importante en el futuro que estas carreras se lleven de la mano lo cual es ignorada por todo el gremio debe de ponerse en primer lugar el bienestar del paciente luego las diferencias de eticas profesionales. se requiere de una sequencia de manipulaciones en el area paravertebral, toracica y Lumbal,extremidades pelvica,rodillas y tobillos Hombros manos,munecas..

Tetraplejia.- Cuando ha perdido sensación y movimiento en la parte inferior y superior del cuerpo. La lesión se encuentra a nivel cervical.

En algunas ocasiones hay movimientos involuntarios, como temblores, llamados espasmos, que no son signos de recuperación.

Niveles

  • C3 y superiores : Pérdida de la función del diafragma y necesidad de un ventilador mecánico para respirar.
  • C4 : Puede retener algún control sobre biceps y hombros, pero débilmente.
  • C5 : Capacidad de uso de hombros y biceps, pero no de muñecas ni manos.
  • C6 : Generalmente conservan algún control sobre las muñecas pero no tienen funcionalidad en la mano.
  • C7 y T1 : Pueden usualmente enderezar sus brazos pero aún conservan problemas de destreza en manos y dedos.

Hemiplejia.- Consiste en la parálisis de un lado del cuerpo. La movilidad puede estar muy deteriorada pero la combinación de síntomas es muy compleja y puede haber temblores, debilitación sensorial y cognoscitiva (conocimiento) y problemas en el habla.

Terapia Física.- El trabajo de la terapia física en el paciente con lesión medular es de suma importancia para maximizar las capacidades residuales de la persona y brindarle así la oportunidad de ganar mayor independencia en la vida diaria y mayor funcionalidad en sus tareas, así como poder hacerlo sentir mejor consigo mismo.

El objetivo principal del tratamiento fisioterapéutico en los lesionados medulares es conseguir el grado máximo de independencia y bienestar.