Tercera edad cuidados del anciano en el hogar

Tercera edad Cuidados en casa 

En nuestra sociedad, el cuidado de las personas edad avanzada de la familia, aún cuando éstos presentan limitaciones y enfermedades, sus obsesiones o necedades, representa un gran reto o sobre la atención adecuada que se les debe de proporcionar debido en gran parte a la reciprocidad que nos merecen. Se conoce a perfección lo tradicionalista de nuestra familia y afortunadamente no hemos adoptado actitudes de otras sociedades de otros lugares del mundo y asumimos el reto de conservar a nuestros ancianos en casa, a pesar de los cambios que esta importante decisión acarrea para todos los integrantes de la familia: atender a una persona cuando ésta es dependiente para la realización de sus actividades diarias.

Cuidar a nuestros ancianos en el hogar, una vez que este depende de sus familiares o  cuidadores, es un reto que no solo requiere de experiencia sino que las atenciones y cuidados que el anciano reciba sean personalizados, ajustados a las necesidades específicas de cada persona.

Se trata de lograr una conducta equilibrada: por una parte, evitar agredir su dignidad sin dejar de prodigarle los cuidados adecuados; y, por otro lado, no incurrir en el error de olvidarse de las propias necesidades (de quien lo atiende) ya que sólo así se podrá brindar una atención de calidad.

Cuidado cotidiano

Alguien que está confinado en la cama necesitará ayuda para muchas actividades cotidianas que todos consideramos normales, como lavarse, cepillarse los dientes e ir al baño. Algunas personas incapacitadas sólo necesitan asistencia mínima, quizá darles la mano para ayudarles a entrar a la regadera, mientras que otras necesitan de otra persona que se encargue de atender todas sus necesidades físicas cotidianas. La persona enferma también necesita que la pongan cómoda: para alguien que se puede mover pero está confinado en la cama, puede ser simple cuestión de comprobar que tenga suficientes almohadas y que no tenga mucho calor, ni pase frío. Sin embargo, alguien que no se puede ni mover en la cama, necesita ayuda considerable para mantenerse cómodo.
Incluso voltearse a intervalos periódicos para evitar que se produzcan llagas por presión (úlceras por decúbito).

TE PUEDE INTERESAR  Tercera edad y cuidados en casa

Cuidándose para cuidar con calidad

Muchas veces los cuidadores del paciente aprenden por experiencia las mejores formas de ayudarlo a cumplir con sus rutinas de comer, la higiene y otras actividades diarias. Es necesario un entrenamiento especial sobre cómo usar un equipo auxiliar y cómo controlar los comportamientos problemáticos. Por ello se recomienda que si te encuentras en esta situación, pidas asesoría al personal de salud del cual es beneficiario  la persona de edad avanzada, esto te será de gran utilidad.
De igual manera, en esta guía se te proporcionan sugerencias de los cuidados que puedes proporcionarle a la  la persona de edad avanzada dependiente y que te ayudará para dar una atención de calidad. Las  la persona de edad avanzada dependientes requieren cuidado las 24 horas del día y la necesidad de estar constantemente alerta por si sucede algo, la necesidad de pequeñas atenciones continuas pueden ser más agotadoras que el esfuerzo físico.
La persona que cuida al anciano generalmente es una mujer, su esposa o una hija, sacrificando muchas de las veces su vida personal; deja de trabajar, deja de salir y queda aprisionada al lado del paciente. Esto causa stress y agotamiento pudiendo conducir a enfermedades físicas o psicológicas. No esperes a estar agotada(o) para pedir ayuda; si te encuentras en esta situación, es recomendable establecer turnos; que toda la familia colabore en el cuidado, que por lo menos tengas un día libre para tu higiene mental y que seas atendida(o) si te agotas o enfermas. Si la reunión se hace con el médico, los familiares tendrán la oportunidad de expresar todas sus dudas o temores.
Así mismo, es importante que como cuidador te des crédito a ti mismo por el trabajo que haces, así como también hacer arreglos para descansar de las rutinas diarias. Aunque el tomar vacaciones largas no sería fácil, es importante que todos programen algunos momentos de descanso, tales como paseos cortos, descansos en el hogar, visitas con amigos, etc.

Cuida tu propia salud

TE PUEDE INTERESAR  Alzheimer Ejercicios Prácticos de Estimulación Cognitiva

La tensión puede causarte diferentes problemas en tu salud. Comidas balanceadas, un sueño adecuado y prestarle atención a los síntomas son métodos esenciales del cuidado personal.
Casi siempre el aislamiento que se siente al cuidar a un ser querido incapacitado resulta muy difícil. Para muchos, esto se facilita participando en sesiones de apoyo moral con otras personas que se encuentran en una situación similar. Una consulta terapéutica también podría resultar útil para resolver los problemas. Una consejera profesional te puede ayudar a desechar cualquier sentimiento de enojo, frustración, culpabilidad, pesadumbre, conflicto con tu empleo u otras obligaciones familiares que se presenten. Date la oportunidad de sentirte mejor, y así poder atender con calidad a anciano.

A continuación se mencionan cuales son las actividades cotidianas en las que como cuidador(a) de una  la persona de edad avanzada estás inmerso (a) o que posiblemente lo estés.

Siguiente tema: Guía de aseo en los ancianos

 Fuente: yinyangperu.com

  1. Martin dice:

    Muy buen aporte. Considero que las tareas para el cuidado de las personas de la tercera edad deben ser llevadas a cabo por personas que realmente sepan cómo hacerlo ya que tratar con ancianos en condiciones de dependencia no es un para nada fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir