Saltar al contenido

Neurorehabilitación: Tratamiento de enfermeades neurológicas

La neurorehabilitación

A la década de los 90 se le conoce como la década de las neurociencias, en esa época se produjeron importantes progresos científicos, siendo trascendental para los nuevos tratamientos de la enfermedades neurológicas aparece la neurorehabilitación . para dar respuesta a estas patologías.

La Neurorehabilitación es una asistencia integral que esta dirigida a personas con discapacidad neurológica, es una disciplina médica integrada por un equipo interdisciplinario (médicos neurólogos, fisiatras, terapistas físicos, del lenguaje, psicopedagogos, ocupacionales, del ejercicio …) con una visión de tratamiento ecléctico de acuerdo a los diferentes métodos clásicos y al ejercicio físico terapéutico, siendo este último el medio fundamental en el proceso de neurorehabilitación como el mayor potente estimulador del sistema nervioso.

El ejercicio físico terapéutico es el medio más ampliamente usado en los tratamientos de neurorehabilitación, este juega un rol decisivo en todas las áreas de neurorehabilitación (terapia física, del lenguaje, ocupacional e incluso psicologica), siendo determinante su aplicación para la restauración o mejora de la función dañada o pérdida por daño al sistema nervioso central o periférico.

Con una filosofía de persona centrada y un modelo interdisciplinario de tratamiento se han hecho programas específicos de tratamiento para cada tipo de lesión, estos programas se reevalúan periódicamente para determinar el progreso del paciente en su rehabilitación y adaptarlos a los logros obtenidos hacia resultados funcionales.

El programa de neurorehabilitación:

Es un proceso terapéutico estructurado como programa altamente individualizado, específicamente desarrollado para resolver las necesidades del paciente después de lesiones del cerebro u otro tipo de origen neurológico. Aunque ecléctico porque selecciona diferentes métodos terapéuticos que considera apropiados para el paciente, damos especial importancia al ejercicio físico. El empleo del mismo como medio fundamental aplicado en la rehabilitación neurológica (Neurorehabilitación) constituye una alternativa importante dentro de los métodos contemporáneos terapéuticos. Con el ejercicio físico se logra la estimulación de los mecanismos neuroplásticos y el adiestramiento altamente especializado de las capacidades o habilidades comprometidas para lograr la máxima recuperación funcional posible.
Es un proceso de aprendizaje derivado de principios de las neurociencias y de la investigación, basados en la plasticidad del cerebro.
El programa de neurorehabilitación se diseña para atender a las necesidades de cada paciente en particular, dependiendo de su problema o enfermedad específicos. La participación activa del paciente y su familia son fundamentales para el éxito del programa.

TE PUEDE INTERESAR  Ante la ONU, dos jóvenes españoles con síndrome de down presentarán la Guía sobre Derechos de Personas con Discapacidad

El objetivo de la neurorehabilitación es el de ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social.

El paciente realiza un programa basado en un modelo de aprendizaje motor normal, que conlleva la eliminación de la actividad muscular anormal, retroalimentación, reeducación, práctica e interrelación entre postura y movimiento, el programa consiste entonces en un proceso de reaprendizaje motor.

La práctica y la repetición son los dos pilares claves en los que se apoya la neurorehabilitación, teniendo como sustrato la neuroplasticidad. La práctica y la repetición de los ejercicios en patrones de movimiento normales son los dos principios en los que debe basarse la rehabilitación de trastornos del sistema nervioso, dado que al fin y al cabo, lo que se necesita cuando uno olvida lo aprendido, ya sea por lesiones del sistema nerviosos u otros, es volver a aprenderlo. Estas teorías parten de la base que el cerebro lesionado continúa teniendo la capacidad de aprender. El aprendizaje tiene importantes implicaciones que permiten que el cerebro se reorganice en función de la información que le es suministrada, a través de ejercicios activos.

TE PUEDE INTERESAR  ELA epidemiología diagnóstico evolución y tratamiento

Los programas de neurorehabilitación por lo tanto están organizados porpersonal superespecializado en este tipo de intervención, con mayores beneficios al atender solo a este grupo de enfermedades. Con programas orientados a cada patología y aplicados en forma específica en cada paciente teniendo en cuenta sus problemas físicos, cognitivos y del lenguaje, se realizan evaluaciones para determinar – a través de las distintas disciplinas del equipo de neurorehabilitación – objetivos y estrategias de tratamiento comprensivos.

Mecanismos de neuroplasticidad y neurorehabilitación.

No habría sido posible la neurorehabilitación sin tener en cuenta la neuroplasticidad, basamento por el cual podemos plantear que las personas con lesiones neurológicas pueden ser beneficiadas con tratamientos para mejorar la función perdida o alterada por eventos ocurridos en el sistema nervioso central.

A través de la experiencia en la rehabilitación en pacientes con lesiones neurológicas, se ha demostrado que a través de la ejercitación motora, se puede recuperar parcial o totalmente las funciones alteradas mediante procedimientos de rehabilitación, a través de la ejercitación activa (para maximizar la recuperación neurológica) y la repetición de patrones musculares de movimiento normales logrando instaurar nuevos patrones de movimiento, modificando funcional y estructuralmente al cerebro. Depende en gran medida en esta recuperación el tipo de lesión, la etiología y el tiempo desde que se produjo la lesión. Una intervención precoz del equipo interdisciplinario en la rehabilitación será mucho más eficiente ya que se evitan muchas complicaciones: (úlceras de decúbito, pérdida total del movimiento, dependientes para sus necesidades, incapacidad total, disminución de la calidad de vida, problemas de deglución, requerimientos nutricionales, aumento de la espasticidad), etc.

Fuente: www.neurorehabilitacion.com