Saltar al contenido

Inserción laboral y discapacidad

Inserción laboral de las personas con discapacidad

La inserción laboral de las personas con discapacidad es un tema pendiente que tiene la , y es preocupante la carencia de estadísticas que muestren esta realidad en todos los países, pese a eso recién se ha llevado a cabo estudios preliminares que abarca datos en zonas urbanas no asi en las zonas rurales, con el propósito de dar a saber la situación que viven las personas con discapacidad en cuanto a la inserción laboral, señalando las diferentes trabas que éstas enfrentan para desarrollarse en el campo laboral, la discriminación que deben enfrentar estas personas y la percepción que tienen respecto a las leyes de Integración Social para Personas con Discapacidad.

Es sorprendente la relación existente entre el nivel de alcanzado por las personas con discapacidad y la condición laboral que enfrentan hoy en , puesto que, ninguna de las que no asistieron a la educación formal se encontraba trabajando en el período en que se realizó la encuesta, de las personas que no alcanzaron a tener la enseñanza media completa la mitad no trabajaba y muy pocos de ellos lo hacían, mientras que de las personas con discapacidad que, al menos, alcanzaron a completar la enseñanza media o su equivalente presentaban índices un poco más elevados de ocupación, lo cual implicaba que había menos personas con discapacidad con ese nivel educativo desocupadas. Es alarmante el hecho de que las personas con discapacidad que lograron llegar y terminar la educación superior, ninguna trabajaba, pero sí buscaban empleo. Por ende, se concluye que las personas con discapacidad que, al menos tienen la enseñanza media completa logran mayores tasas de ocupación que las personas que tienen  menos nivel de educación, lo cual se explica porque, son mano de obra más calificada. Entonces, se hace necesario dar cuenta de que, la mayoría de las personas con discapacidad tiene dificultades en su desarrollo personal y académico, no logrando un potencial y conocimientos adecuados para desempeñarse laboralmente y poder lograr satisfacción en ese ámbito a lo largo de su vida.

TE PUEDE INTERESAR  Fundación Manos del Sol para niños con discapacidad y bajos recursos

Se corroboró que las personas con discapacidad que tienen mayor grado de dificultad para desplazarse tienen menos posibilidades de trabajar y la mayoría de estas personas tienen que enfrentar variados obstáculos, siendo los más comunes la falta de ascensores, rampas y de mobiliario adecuado para desarrollar sus funciones.

Se concluyó que sí existe discriminación hacia las personas con discapacidad, sin importar su sexo, ya que de las personas que señalaron haberse sentido discriminadas al momento de postular a un empleo, la mitad correspondía a personas de sexo femenino y la otra a las de sexo masculino. Por otra parte, también existe discriminación hacia las personas con discapacidad cuando éstas ya se encuentran trabajando, la cual proviene principalmente de sus jefes o superiores, y en menor grado por parte de sus empleadores, los cuales discriminan al tener una relación laboral, donde muchas veces no existe contrato de trabajo o, si existe, éste presenta irregularidades, como por ejemplo, salarios inferiores al mínimo, no respetando el derecho a salud y a fondos de pensión, además de agredirlas generalmente en forma psicológica y verbal, entre otras manifestaciones de discriminación. Por lo tanto, de esta manera, se confirmó lo difícil que es para las personas con discapacidad encontrar y conservar un trabajo que las dignifique como persona, donde sean respetadas por lo que son y no discriminadas por su condición de discapacidad, ya que al no ser tratados como al común de la gente se produce una desigualdad en las oportunidades laborales. Sin embargo, es muy importante señalar que las personas encuestadas nunca manifestaron haberse sentido  discriminadas por parte de sus compañeros de trabajo, lo cual indica las buenas relaciones interpersonales que logran mantener las personas con discapacidad, donde su discapacidad no es tratada como algo anormal, sino que se incluye en la dinámica laboral entre los colegas de trabajo.

TE PUEDE INTERESAR  Stephen Hawking la peor discapacidad no es la física sino la del espíritu

Otra conclusión relevante, a la cual se llegó después de llevar a cabo la investigación, fue la ignorancia de la mayor parte de las personas con discapacidad con respecto a la Ley de Integración Social para las Personas con Discapacidad, la cual puede ser un indicio de la falta de información otorgada a estas personas, o simplemente es la prueba de que existe poca preocupación del gobierno en cuanto se refiere a la problemática social expuesta en la investigación que obviamente involucra a todos y a cada uno de los miembros que componen la sociedad. Las pocas personas que conocen la ley, en su mayoría tienen una mala percepción y/u opinión de ésta, debido a que piensan que no cumple con su propósito de insertar socialmente, y mucho menos de insertar laboralmente a las personas con discapacidad

El gobierno tiene la obligación de crear instancias de capacitación laboral para personas con discapacidad y de crear puestos de trabajo donde éstas se puedan desempeñar con los conocimientos adquiridos en los programas de capacitación. Por lo tanto, se hace necesario tomar medidas urgentes para atender las necesidades de las personas con discapacidad, al menos, con lo que respecta a la parte laboral, y junto con ello crear reales oportunidades de inserción social y laboral para estas personas.