Saltar al contenido

Erica Davis – Subió el Kilimanyaro en su silla de ruedas

Erica Davis conquistó el Kilimanyaro en su silla de ruedas

El Monte Kilimanjaro se  ubica en Tanzania, África Oriental. Es  la montaña más alta de África, que se extiende a  19.340 pies sobre el nivel del mar.. Se estima que 25.000 personas intentan subir a la montaña cada año.

Cerca de 10 personas por año mueren en la búsqueda de llegar a la cima. En el mes de enero del presente año, Érica Davis de de 28 años de edad voló desde Los Ángeles a Minneapolis y Amsterdam para luego llegar a  Tanzania.

En el sexto día de la expedición de ocho personas, con la nieve cubriendo la montaña y la temperatura rondando cerca de cero, Davis llegó a la cumbre.

“Se siente increíble el solo hecho de estar allí arriba”, dijo Davis. “Es hermoso. Ver la puesta del sol por sobre las nubes.” Se siente una inmensa alegría en el interior “

El ascenso de Davis fue  histórica pues lo hizo utilizando una silla de ruedas, y es la primera mujer con discapacidad física que logra semejante hazaña, “subir el Kilimanyaro”.

TE PUEDE INTERESAR  Bolivia - Ministerio de Trabajo capacita a personas con discapacidad

Davis era un mujer a  la que le gustaba montar bicicletas,  también practico muchos deportes estando en la escuela y fue profesora de educación física.

Pero la vida de esta tenaz mujer cambió el 31 de octubre del 2005, cuando tenía 24 un problema con los vasos sanguíneos cerca de la médula espinal hizo que su vida diera un vuelco de 180 grados.

“Acabo de despertar”, dijo, “y me siente diferente.”

Fue en ese momento que empezó unalucha interna, siempre se pregunataba ¿Quién querria salir conmigo ahora?.

Pero no paso mucho tiempo para que esos sentimientos se desvanecieran, decidió retomar su vida, siempre fue una atleta y ahora no tendría por que dejar de serlo.

La idea de subir el Kilimanyaro fue de su entrenador personal Derek Gates,  quien cree que el entrenamiento no debe ser solo físico, sino que también se debe entrenar la mente y el espíritu, esto nos llevará a superar nuestros límites.

TE PUEDE INTERESAR  "Rompiendo barreras" - Es el nombre de la producción musical grabada por Puertorriqueño con síndrome de down

“Nuestro objetivo”, dijo Gates, “era para demostrar que todo es posible.”

Su entrenamiento diario de 18 horas  por semana, la ayudo a subir el Kilimanyaro, utilizando una silla de ruedas modificada con neumáticos especiales para el terreno,

El Kilimanjaro se encuentra a unos 200 kilómetros al sur del ecuador.

Dos camarógrafos acompañaron a Davis, con la finalidad de captar toda su travesía.

En las zonas en donde no podía ingresar con su silla, era ayudada por su entrenador, aunque Davis hizo el recorrido sin ayuda en un 60%.

Siempre tuvo una actitud positiva, señala su entrenador;  y trabajo mucho para lograr llegar a la cima, era como si algo más grande la guiara,  no se puede expresar con palabras.

Davis finaliza diciendo: Es algo que deseaba hacer, y quería demostrar que todo es posible.

Video del ascenso al Kilimanyaro

Ver más historias de discapacidad y superación