Saltar al contenido

Autismo y problemas de alimentacion

Autismo y problemas de alimentación. El autismo es una condición rara que diagnosticada antes de los 4 años de edad. El pronóstico y calidad de vida de estas personas no era bueno, pero actualmente, los casos de autismo ha ido en aumento, que se discute si es debido a una mayor concienciación con el consiguiente mejor diagnóstico o si se estamos siendo testigos presenciales de una epidemia de causa desconocida.

Los investigadores coinciden en que cada 150 niños podría estar afectado en mayor o menor medida, en lo que se conoce con el nombre de trastornos del espectro autista (TEA), existe un esfuerzo considerable por conseguir adelantar la edad de diagnóstico.

TE PUEDE INTERESAR  Discapacidad Intelectual inclusión y derechos

Autismo y problemas de alimentacion

El diagnóstico precoz puede permitir iniciar un tratamiento más tempranamente, y aunque las opciones existentes siguen siendo algo limitadas, un buen trabajo en escuela y hogar, adaptado a las condiciones particulares de cada niño, se puede hacer un diferencia importante coe el paso de los años.

Es frecuente en los niños con autismo los problemas de alimentación y de sueño, a pesar de la importancia de estos dos factores en el adecuado desarrollo físico y mental el niño, no existen muchas propuestas concretas de intervención y suele reducirse a programas para la mejora de los hábitos de autonomía en las comidas.

TE PUEDE INTERESAR  Guía regional de accesibilidad para empleadores de México, El Salvador, Ecuador y Perú

En el autismo los trastornos de alimentación se manifiestan de diferentes maneras, pero tienen un factor común la hiperselectividad alimenticia. En algunos casos, los niños con autismo algunos problemas para ingerir cantidades necesarias en los primeros meses de vida y en algunos casos aparecen signos de intolerancia (vómitos y/o complicaciones intestinales), acentuándose mucho más cuando hay que cambiar el tipo de alimentación introduciendo papillas.

Archivo gratis Autismo y problemas de alimentación