Saltar al contenido

Almira Labs lanzará a mediados del 2011 un programa que convierte los SMS en texto o video

Gracias a lo avances de la tecnología, las personas que sufren de ceguera o sordera, podrán enviar mensajes sms gracias a una nueva aplicación que convierte los textos en audio o en videos.

Luego de un año de trabajo arduo, se dio por finalizado el desarrollo de este prototipo que promete estar listo para su comercialización a primera mitad del año 2011.

La idea es que las propias personas con discapacidad se den de alta en un registro, de manera que los mensajes de texto que les manden lleguen a su teléfono móvil adaptados a sus condiciones particulares tras ser procesados por la aplicación informática.

En el caso de que el receptor del mensaje tenga algún tipo de ceguera, el texto se convertirá automáticamente en un mensaje de voz, mientras que cuando la discapacidad afecte a sus percepciones auditivas, recibirá un vídeo en el que podrá ‘ver’ ese mensaje. El protagonista de ese vídeo será una especie de intérprete virtual con forma humana, que transmitirá el mensaje a su destinatario en el lenguaje de signos.
La promotora de la iniciativa, la empresa Almira Labs, tiene claro que la razón de ser de esta aplicación no se agota en la Responsabilidad Social Corporativa de las operadoras de telefonía. Las personas con estas discapacidades “son clientes fieles que están demandando tecnología, y no es un mercado pequeño”, ha afirmado el director general de la entidad, Javier Martín.
“Debe haber entre 50.000 y 100.000 jóvenes sordos en distintos grados que quieren usar la tecnología” y no lo tienen nada fácil, calcula Martín, quien señala que “la lengua de signos va a tener más presencia en la sociedad” tras haberse reconocido como oficial.
Es más, “es la quinta lengua oficial del Estado español”, lo que significa que las personas con problemas de audición van a tener derecho a que se les informe en esta lengua, a lo que se suma el “deber de las administraciones de atenderles en ella”, todo ello gracias a la distinción recibida el año pasado, argumenta. Martín admite que ya hay teléfonos que leen los mensajes, unos terminales muy útiles para los ciegos que son muy “avanzados… y muy caros”.

TE PUEDE INTERESAR  C-leg - Primera prótesis controlada por microprocesador
TE PUEDE INTERESAR  Discapacidad tecnología nuevo exoesqueleto de Kawasaki

Además, se pueden ofrecer servicios igual de “avanzados” a los cuales puedan acceder tanto las personas que posean un moderno smartphone (un teléfono inteligente, en inglés, como el iPhone de Apple o los HTC que funcionan con Android, el sistema operativo de Google) como aquellas otras que dispongan de un móvil menos sofisticado.

Es lo que Javier Martín califica de “democratización” de la tecnología, un concepto que inspira todo el trabajo de su compañía, que tiene una sede en el Parque Tecnológico de Andalucía, en Málaga, y otra en el Parque Científico de la comunidad de Madrid.