Saltar al contenido

Trastornos de personalidad, guía de terapia cognitivo conductual

Los trastornos de personalidad

La personalidad nos hace diferentes a cada uno de nosotros. Nuestro estilo de comportamiento, cómo reaccionamos, nuestra visión del mundo, pensamientos, sentimientos y cómo interactuamos en las relaciones son parte de lo que constituye nuestra personalidad.

Tener una personalidad saludable permite a una persona funcionar en la vida diaria. Todo el mundo experimenta estrés en algún momento, pero, una personalidad saludable nos ayuda a enfrentar los desafíos y seguir adelante.

Para alguien con un trastorno de la personalidad, las características de la vida cotidiana que la mayoría de las personas dan por sentado pueden convertirse en un desafío.

Hay muchos tipos de trastorno de la personalidad, pero este artículo se centrará en algunos de ellos.

¿Qué es la personalidad?

La personalidad de un individuo es lo que define cómo percibe el mundo que lo rodea. Es un conjunto de características y características que hacen que piensen, sientan y actúen de una manera particular.

El factor genético, los factores biológicos y ambientales ayudan a dar forma a la personalidad de un individuo.

Trastorno de personalidad

La personalidad proviene de factores genéticos, biológicos y ambientales, y es lo que nos hace a todos los individuos.

Cuando un individuo tiene un trastorno de la personalidad, se vuelve más difícil para ellos responder a los cambios y demandas de la vida y formar y mantener relaciones con los demás.

TE PUEDE INTERESAR  Dislexia, guía práctica de detección y actuación

Estas experiencias pueden conducir a angustia y aislamiento social y aumentar el riesgo de depresión y otros problemas de salud mental.

El Manual De Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus) en la quinta edición (DSM-5) enumera una serie de trastornos de la personalidad como condiciones diagnosticables para las cuales las personas pueden buscar tratamiento.

El DSM-5 agrupa los trastornos de la personalidad en tres grandes grupos a los que se refiere como A, B y C.

Trastornos de la personalidad del grupo A

Estos trastornos implican un comportamiento que parece inusual y excéntrico para otros, según Mental Health America (MHA).

Incluyen:

  • Trastorno paranoico de la personalidad
  • Trastorno esquizoide de la personalidad
  • Trastorno esquizotípico de la personalidad

Trastornos de la personalidad del grupo B

Estos trastornos presentan un comportamiento emocional, dramático o errático.

Algunos ejemplos son:

  • Trastorno antisocial de la personalidad
  • Trastorno límite de la personalidad
  • Trastorno histriónico de la personalidad
  • Trastorno narcisista de la personalidad

Trastornos de la personalidad del grupo C

La ansiedad y el miedo subyacen a los comportamientos que ocurren con los trastornos del grupo C.

Ejemplos de estos incluyen:

  • Trastorno de personalidad evitante
  • Trastorno de la personalidad dependiente
  • Trastornos obsesivo-compulsivos de la personalidad

Para recibir un diagnóstico de un trastorno de la personalidad, una persona debe cumplir con ciertos criterios.

MHA describe un trastorno de la personalidad como “Un patrón profundamente arraigado e inflexible de relacionarse, percibir y pensar lo suficientemente grave como para causar angustia o deterioro del funcionamiento.

TE PUEDE INTERESAR  Depresión - Guía de educación para pacientes y familiares

Estos trastornos probablemente son el resultado de una combinación de factores genéticos y ambientales.

Tratamiento y perspectiva

Los trastornos de la personalidad a menudo comparten características, y puede ser difícil distinguir entre ellos, pero el DSM-5 proporciona criterios para un diagnóstico adecuado.

Después de un diagnóstico, el tratamiento puede ayudar a las personas con diferentes tipos de trastorno de la personalidad.

A menudo la persona no siente que hay algo malo en su comportamiento, pero puede buscar ayuda porque está experimentando aislamiento social y miedo.

Sin embargo, la depresión, la ansiedad y otros problemas de salud mental pueden ser el resultado de vivir con un trastorno de la personalidad. Por esta razón, es importante buscar ayuda temprana.

Un médico puede recetarmedicamentos y recomendarterapia o consejería. El asesoramiento individual, grupal y familiar puede ayudar.

Un tipo de consejería es la terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC ayuda a una persona a ver su comportamiento de una manera nueva y a aprender formas alternativas de reaccionar a las situaciones.

Con el tiempo, esto puede hacer que sea más fácil para la persona funcionar en la vida cotidiana y mantener relaciones saludables con los demás.

Para saber más sobre los trastornos de personalidad y la aplicación de una de las terapias que ha probado gran eficacia, como es la terapia cognitivo conductual, a continuación compartimos un archivo PDF sobre la terapia cognitivo conductual para trastornos de personalidad completamente gratis.

Si aún no se te habilita el enlace de descarga solo debes darle click en el botón de compartir en Facebook o Twitter que aparece en el siguiente recuadro, luego de eso podrás visualizar el link de descarga directa.

Comparte para descargar el PDFimage/svg+xml
Comparte en tus redes sociales para desbloquear el contenido