Tratamiento del paciente con lesion medular

Tratamiento del paciente con lesión medular. La médula espinal es un cordón de color blanquecino, está protegida por la columna vertebral, se encarga de transmitir los impulsos nerviosos hacia las demás partes del cuerpo, la médula espinal forma parte del sistema nervioso central y se extiende desde la base del cerebro hasta la región lumbar.

Los daños en la médula espinal pueden generar una serie de graves consecuencias, que van desde la pérdida de sensibilidad y movimiento en las extremidades, el cuello y el tronco, incluso puede afectar el control de los esfínteres, pasando por otros trastornos.

Tratamiento del paciente con lesion medular

Epidemiología

Las lesiones medulares traumáticas (38,5%), con frecuencia ocurren a causa de los accidentes de tráfico, esto implica tanto a los ocupantes de vehículos como a las víctimas de atropello en la vía pública. La segunda causa son las caídas, ya sea por accidentes laborales como caídas desde alturas o suicidios fallidos (5%).

Las actividades deportivas representan aproximadamente el 10%, siendo las zambullidas el factor causal más frecuente.

Las lesiones de origen no traumático han aumentado en forma considerable en las últimas décadas debido al aumento de la esperanza de vida, propiciando las lesiones vasculares y neoplásicas como las más frecuentes.

Otras causas son de orígen congénito como el mielomeningoceles o de tipo adquirido infeccioso, autoinmune, inflamatorio, desmielinizante o iatrogénico.

Tipos de lesión medular

Atendiendo al nivel de lesión

Tetraplejia: La lesión medular se produce a nivel cervical (C1-C8). El daño compromete a las extremidades superiores, tronco, extremidades inferiores y órganos pélvicos. So el daño en la médula es superior al nivel C4, la persona no puede respirar por sí mismo.

Paraplejia: La lesión medular se da por debajo del nivel cervical. La denominación de paraplejia es muy común para la afectación de los niveles dorsales, lumbares y sacros, dependiendo del nivel de lesión el paciente verá afecta el tronco, extremidades inferiores y órganos pélvicos.

Atendiendo su extensión:

Lesión Completa: Se denomina lesión medular completa cuando todas las conexiones medulares por debajo de la lesión se interrumpen, esto causa pérdida de movilidad, sensibilidad e inervación autónoma.

Lesión Incompleta: En la lesión medular incompleta existe persistencia de la inervación (Acción del sistema nervioso sobre los demás órganos del cuerpo) total o parcial motora, sensitiva y autónoma.

Complicaciones

Las personas que sobreviven una lesión de la médula espinal tiene una probabilidad muy grande de sufrir complicaciones médicas como dolor crónico, disfunciones viscerales, mayor vulnerabilidad a sufrir problemas cardíacos y respiratorios. Una recuperación exitosa va a depender de cómo se maneje al lesionado en el día a día.

Respiración: Cualquier lesión de la médula espinal localizada en o por encima de los segmentos C3, C4 y C5 puede afectar a la respiración.

Neumonía: Las complicaciones respiratorias, principalmente a consecuencia de la neumonía, son la causa principal de muerte.

Desregulación cardiaca: Las lesiones de la médula espinal en la región cervical vienen a menudo acompañadas por inestabilidad de la presión arterial y arritmias cardíacas. -Coágulos sanguíneos: Riesgo 3 veces mayor que el normal de contraer coágulos sanguíneos.

Espasmos: Muchos de nuestros movimientos reflejos están controlados por la médula espinal pero son controlados por el cerebro. Cuando la médula espinal es lesionada, la información proveniente del cerebro ya no puede regular la actividad refleja y los reflejos pueden volverse exagerados, causando espasticidad.

Disreflexia autónoma: Ocurre cuando hay irritación, dolor o estímulos al sistema nervioso por debajo del nivel de la lesión.

Quemaduras: Por la falta de sensibilidad y que se producen con suma frecuencia.

Dolor Neurógeno: Causado por los daños a los nervios de la médula espinal.
Problemas intestinales y de la vejiga: Sin la coordinación del cerebro, los músculos de la vejiga y de la uretra no pueden trabajar juntos eficazmente y la micción se vuelve anormal.

Función sexual y reproductiva: Mayor impacto en la función sexual y reproductiva de los hombres que en la de las mujeres. La mayoría de las mujeres con lesión de la médula espinal siguen siendo fértiles y pueden concebir y tener niños.

Rehabilitación

Al igual que en el cerebro, en la médula espinal se ha demostrado la existencia de una capacidad plástica. Gracias a ésta, cuando se produce un daño en la médula, hay posibilidad de regeneración y recuperación (teorías de los brotes axónicos, el desenmascaramiento y los generadores de patrones centrales). Para que la recuperación física alcance su máximo nivel, el proceso rehabilitador deberá ser guiado por un profesional especializado.

En la fase más inmediata tras la lesión, la fisioterapia entrañará básicamente la prevención de complicaciones respiratorias y circulatorias y elcuidado de las zonas de presión. Deberá realizarse una valoración para tener una medición objetiva inicial de las funciones, identificar los aspectos que presentan posibilidades de plantear problemas específicos y promover el tratamiento profiláctico. Será importante el tratamiento respiratorio, el mantenimiento del rango articular en todas las articulaciones y el mantenimiento-fortalecimiento de la musculatura total o parcialmente inervada.

En las lesiones incompletas la experiencia ha demostrado que no se sabe qué resultado esperar. El acento se sitúa en luchar contra el desequilibrio, la espasticidad, el tono y la hipoestesia. Como en las lesiones incompletas aparece una amplia gama de carencias en las actividades funcionales, el tratamiento dependerá del grado de incapacidad y de los problemas físicos específicos.

El mejor predictor de recuperación de una lesión medular lo establece elgrado de déficit motor y su nivel (ASISA Impairment Scale). Otros actores predictivos favorables son la preservación de sensibilidad superficial a nivel sacro y la contracción voluntaria del esfínter anal. También influyen en la recuperación factores comórbidos como las infecciones, obesidad, edad, motivación, factores socioeconómicos y el acceso a rehabilitación una vez pasada la fase aguda. Las lesiones incompletas tienen un pronóstico más favorable y la recuperación es más rápida.

Temas relacionados


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This