Tarjeta que acredite discapacidad, será facilitida para 70.000 vizcainos

Diputación foral facilitará los trámites para las personas con discapacidad

Bilbao.- Más de 70.000 vizcainos con un grado de discapacidad del 33% superior o a esta, a partir de ahora su vida será menos complicada. La Diputación Foral de Bizkaia aprobó en su consejo de gobierno de ayer la entrada en servicio de una tarjeta para facilitar a este grupo de vizcainos el acceso a los beneficios establecidos por las normativas estatal, autonómica, foral o municipal

Juan Mari Aburto, portavoz foral y diputado de Acción Social, explicó ayer que en la actualidad cuando una persona con un grado igual o superior al 33% de minusvalía quiere acceder a un bien o un servicio, al que tiene derecho en función de esa discapacidad, debe mostrar la orden foral por la que se le reconoce y se le califica esa condición, junto con otros documentos como el DNI. Un papeleo que ahora quedará olvidado.

A partir de ahora, y con el fin de dotar a las personas usuarias de un instrumento más práctico y cómodo, se crea esta tarjeta acreditativa que será “personal e intransferible”, según anunció Aburto.

Quiere convertirse en un testimonio fehaciente del reconocimiento del grado de discapacidad de su titular y servirá de documento probatorio: su presentación, acompañada del DNI, surtirá los mismos efectos que la orden foral actual.

La tarjeta acreditativa se expedirá de oficio a todas las personas que obtengan el reconocimiento de un grado igual o superior al 33%. Quienes tenían reconocida esa condición con anterioridad recibirán en su domicilio la tarjeta.

Por otra parte, el consejo de gobierno foral aprobó ayer suscribir un convenio de colaboración con Cáritas Diocesana para el mantenimiento del centro de día Egunon Etxea, destinado a personas mayores de 55 años que se encuentran en situación de exclusión social.

El Departamento de Acción Social aportará 150.000 euros para financiar las actividades del centro que consisten, básicamente, en atender las necesidades básicas de estas personas, mejorar su calidad de vida, favorecer su acceso a otros recursos sociosanitarios, todo ello con el fin de “facilitarles su inserción social”, aseguró Aburto. Los usuarios del centro son mayores de 55 años que se encuentran en desventaja social; se trata de personas con enfermedad mental, adicciones, dolencias crónicas invalidantes, personas con dificultades de inserción social, problemas de aislamiento, etc.

Asimismo, la Diputación ha subvencionado con 139.000 euros los programas de ocio y tiempo libre de ASPACE, la Asociación Vizcaina de Ayuda a Personas Afectadas de Parálisis Cerebral. El fin de estos programas es favorecer la autonomía personal y la integración social de los afectados de autismo y dar descanso a sus cuidadores habituales. Las acciones que se incluyen dentro de estos programas son: colonias de verano, salidas y estancias de fines de semana, excursiones y actividades diarias de ocio.

 

Temas relacionados


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This