Silla de ruedas eléctrica manual del consumidor con lesión medular

Silla de ruedas eléctrica manual del consumidor con lesión medular

La silla de ruedas es un compleja pieza que ha sido ampliamente estudiada y diseñada, la mayor parte de las personas con Lesión Medular Espinal se vuelven expertos en lo que a silla de ruedas respecta, porque al hacerlo aumentan su probabilidad de conseguir una silla de ruedas que pueda satisfacer todas sus necesidades. Sin embargo, en el caso de las sillas de ruedas eléctricas, cuentan con tecnología avanzada y muchos componentes, por lo que es necesario contar  con ayuda a la hora de comprar una silla nueva.

Aunque es algo complicado enseñar todo lo que se necesita saber para adquirir una silla de ruedas, en la siguiente ficha se incluyen algunos de los aspectos más importantes que deben tener en cuenta.

Silla de ruedas eléctrica manual del consumidor con lesión medular

Silla de ruedas eléctrica manual del consumidor con lesión medular

¿Por qué elegir una silla de ruedas eléctrica?

Si la persona no es capaz de impulsar una silla de ruedas manual o necesita reducir la presión sobre sus hombros y brazos para poder seguir realizando un desplazamiento de forma segura, entonces lo más recomendable sería utilizar una silla de ruedas eléctrica.

Para elegir una silla  de ruedas eléctrica se deben tener en cuenta muchos factores, como el tipo o condición de la superficie por donde circulará la silla, la necesidad de negociar  umbrales y aceras y el ancho de los espacios libres en su ambiente habitual.

Componentes de la silla de ruedas eléctrica

La base

La base de la silla de ruedas eléctrica es la parte inferior de ésta y es en donde se encuentran los motores, las baterías, las ruedas motrices y las rueditas  delanteras (se le conoce también con el nombre de “casters”) y aparatos electrónicos al que está  conectado un sistema de transporte.

Ésta se clasifica de acuerdo con la ubicación de  la rueda motriz en relación con el centro de gravedad del sistema.

Tracción trasera

Las ruedas motrices se encuentran detrás del centro de gravedad del usuario, y las  rueditas caster, adelante. Tiene características de manejo predecibles y estabilidad,  pero pueden ser difíciles de maniobrar en lugares estrechos debido a su radio de giro más amplio.

Tracción delantera

Las ruedas motrices se encuentran adelante del centro de gravedad del usuario, y  atrás se encuentran las rueditas caster. Esta configuración suele ser bastante estable  y ofrece un radio de giro ajustado. Sin embargo, pueden tener tendencia a derrapar  y ser difíciles de conducir en línea recta, especialmente cuando se viaja con rapidez  en superficies irregulares.

Tracción trasera

Las ruedas motrices se encuentran detrás del centro de gravedad del usuario, y las  rueditas caster, adelante. Tiene características de manejo predecibles y estabilidad,  pero pueden ser difíciles de maniobrar en lugares estrechos debido a su radio de giro más amplio.

Tracción delantera

Las ruedas motrices se encuentran adelante del centro de gravedad del usuario, y  atrás se encuentran las rueditas caster. Esta configuración suele ser bastante estable  y ofrece un radio de giro ajustado. Sin embargo, pueden tener tendencia a derrapar  y ser difíciles de conducir en línea recta, especialmente cuando se viaja con rapidez  en superficies irregulares.

Tracción central

Las ruedas motrices se encuentran directamente debajo del centro de gravedad del usuario. Tienen un radio de giro menor, lo que las  hace más efectivas para la movilidad en interiores,
pero no tan buena, en exteriores.

Controles

El dispositivo usado para controlar una silla de ruedas  eléctrica se llama dispositivo o unidad de control de  acceso. También puede utilizarse con sistemas de  control ambiental y de acceso computarizado. Estos  controles son usualmente programables y pueden ser  operados utilizando diversos tipos de joysticks o  interruptores (como los “sip-and-puff” que son
activados por la boca con sorbos y soplidos).

Asiento y posicionamiento  

El asiento y el posicionamiento son una parte esencial  de su silla de ruedas y juegan un importante papel en  su comodidad, funcionamiento, seguridad y salud. El  sistema de asiento debe ser recetado y diseñado  específicamente conforme a sus necesidades médicas,
funcionales y de preferencias personales, incluidas la  protección de su piel ante demasiada presión.

Sistemas de asientos

Los sistemas de asientos vienen en tres categorías  generales: estándar, modular y personalizada. En  general, el asiento personalizado sólo es necesario en  caso de deformidades músculo esqueléticas tales  como la escoliosis, o después de una cirugía a colgajo  abierto para reconstruir úlceras por presión. Los
componentes básicos del sistema de asientos son el  cojín y el respaldo.

Cojines y respaldos  

Los cojines y respaldos están hechos de distintos  materiales, como de espuma moldeada, almohadillas  de aire, combinaciones de aire y espuma, y gel. Varían  en cuanto a qué tanto absorben la distribución de la  presión, la estabilidad postural, la circulación del aire,  el aislamiento o la conducción de calor. La elección  del estilo y el material dependerá de sus necesidades  individuales y actividades.  Si usted no encuentra en un cojín todas las funciones,  es necesario buscar una solución de compromiso. A  diferencia de las sillas de ruedas manuales, el peso del cojín y el respaldo generalmente no son una  consideración. La evidencia de la investigación sugiere que, en  comparación con un cojín de espuma de bajo costo,  un cojín reductor de presión correctamente ajustado  a su medida reduce la probabilidad de provocarle una úlcera por presión.

Espacio para inclinar y reclinar

Las tecnologías del espacio para reclinar e inclinar la  silla alivian la presión, administran la postura, ofrecen  confort y brindan ayuda en las actividades del cuidado  personal. El reclinar (Figura 2), lo que cambia el ángulo  entre el asiento y el respaldo, ayuda a extender los
flexores de la cadera y vuelve más conveniente para los cuidadores la atención a los catéteres, la ida al baño y las transferencias. El espacio de inclinación adicional (Figura 3), lo que
permite reclinar para atrás conjuntamente el asiento y el respaldo, mantiene la cadera y los ángulos de la rodilla fijos al reclinarse. Esto reduce la posibilidad de cizalla al adoptarse la posición de reclinado.

Las personas que no pueden cambiar en forma independiente el peso o hacer una transferencia deben  tener en su silla de ruedas un sistema de espacio para inclinar y reclinar.

Asientos elevables y sillas que se alzan

Las sillas de ruedas eléctricas pueden tener asientos elevables o mecanismos que ponen en posición vertical al usuario mientras está en la silla. Los asientos elevables pueden brindar ayuda con las transferencias, ya que es más fácil transferir cuesta abajo. Además, los asientos elevables y las sillas que se alzan pueden hacer más fácil y más funcional la ejecución de actividades que se realizan por encima de la altura de los hombros al estar uno sentado. Debido a que la ejecución de las actividades por encima de la altura de los hombros pone al usuario en riesgo de lastimarse los brazos, las directrices recientes recomiendan que a todos los individuos con LME que usan sillas de ruedas motorizadas y que tienen un buen funcionamiento del brazo se les proporcionen asientos elevables.

Sillas de ruedas asistidas

Las sillas de ruedas asistidas son esencialmente sillas de ruedas manuales con un motor que ofrece asistencia de propulsión cuando se desee. Esto permite que el usuario propulse la silla de ruedas de manera más rápida y fácil, y le ayuda a superar obstáculos tales como las rampas empinadas. Para las personas con dolor de hombro o tetraplejía (cuadriplejía), esta opción puede ser un buen compromiso entre una silla de ruedas manual y una
eléctrica.

Las sillas de ruedas asistidas son más voluminosas y menos maniobrables que sillas manuales, pero son menos voluminosas, más fáciles de transportar y más maniobrables que las sillas de ruedas eléctricas.

Advertencia: 

La presente información no tiene por objeto remplazar  el consejo de un médico profesional. Usted debe  consultar a su proveedor de cuidados médicos sobre  tratamientos o cuestiones médicas específicas.

Ver más sobre Sillas de ruedas

Temas relacionados


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This