Saltar al contenido

México – El 98% de las personas con discapacidad no cuenta con empleo

A pesar que en México existen leyes federales y un programa nacional de inclusión, el 98% de las personas de personas con discapacidad no cuenta con un empleo. Afirmó Guillermo Aguilar Ríos, especialista del Fondo Multilateral de Inversión (Fomin) del Banco Interamericano (BID).

En tanto, el director adjunto de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba, Thomas Wissing, dijo que un país como México no puede darse el lujo de dejar 10% de su población desatendida y sin oportunidad de empleo sólo por tener alguna discapacidad.

En el Foro Nacional de Difusión de Buenas Prácticas de Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad, organizado en la Canacintra, agregó que las barreras culturales y los prejuicios son obstáculos mayores que las financieras y legales a fin de valorar a las personas con discapacidad.

‘No son las personas con discapacidad quienes tienen que adaptarse a la sociedad, nosotros debemos adaptar los centros de trabajo y las condiciones laborales a las necesidades de personas con discapacidad’.
En su oportunidad, el embajador de la Organización de Estados Americanos (OEA) en México, Oscar Maúrtua de Romiña, dijo que las personas con discapacidad no son un problema ni tampoco una situación conflictiva, ‘son personas distintas, no son discapacitadas’.
Sostuvo que esas personas en situación de vulnerabilidad no están solas, sólo se requiere una concientización de la sociedad, sobre todo en estos momentos de globalización, de avance en la ciencia y la tecnología. Lo que se requiere, puntualizó, es solidaridad.

‘Tenemos la obligación, no es una concesión, de garantizar a todos un trabajo digno que levante la autoestima de cada uno’.
Aguilar Ríos, al referirse a América Latina, indicó que hay 50 millones de personas con discapacidad, de las cuales 40 millones viven en pobreza.
Entre 80 y 90% de esas personas con discapacidad no están integradas a la fuerza laboral o se encuentran desempleadas o subempleadas a causa de factores como falta de capacitación, inaccesibilidad al lugar de trabajo, desconocimiento de las empresas de las posibilidades y beneficios de incluir a personas con discapacidad.

Lamentó que más de 40 millones de esas personas vivan por debajo del umbral de la pobreza, por lo que la condición e discapacidad es una causa y efecto de la pobreza por estar relacionada con bajos niveles educativos, escasa oferta de capacitación y barreras arquitectónicas y sociales.
Asimismo, dijo que la mayoría de esas personas permanecen en condiciones de dependencia, y muy pocas desarrollan sus pontencialidades y no se integran a las actividades sociales o productivas.
‘Las alternativas para personas con alguna discapacidad suelen limitarse a trabajos manuales con remuneraciones bajas y sin perspectivas de crecimiento profesional y laboral’.
Una forma de facilitarles el acceso al mercado laboral, dijo, es aprovechando las nuevas tecnologías. Por ello, dijo que el Fomin otorgó al programa Oportunidades para el Empleo a través de las Tecnologías de las Américas dos millones de dólares para que las personas con discapacidad puedan elevar sus niveles competitivos mediante las tecnologías.

Fuente: El Economista.com.mx

Pin It on Pinterest

Share This