Osteoporosis principales mitos y verdades

Osteoporosis principales mitos y verdades. Según los expertos, una diera adecuada ayuda a prevenir la osteoporosis, sin embargo; un diagnóstico preciso es lo más recomendable pues el exceso de calcio puede perjudicar su salud.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y crónica, aparece sin presentar síntomas visibles, esta enfermedad se caracteriza por una disminución de la masa ósea y de sus resistencia mecánica.

La osteoporosis no tiene un principio bien definido, por lo general el primer signo suele ser la fractura de cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales, ya que a consecuencia de ella la persona es más propensa a sufrir fracturas.

Osteoporosis principales mitos y verdades

Osteoporosis principales mitos y verdades

Hasta el momento, la osteoporosis no existe cura para esta enfermedad, pero las personas pueden tomar medidas de prevención con las que pueden retardar su aparición o mejorar sus consecuencias.

El envejecimiento hace que a partir de los 35 años aproximadamente, se inicie la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Según algunas estadísticas señalan que una de cada cinco mujeres mayores de 45 años padece de esta enfermedad, la osteoporosis es la principal causa de fracturas óseas en mujeres posmenopáusicas y personas de edad avanzada en general.

Una densitometría o una tomografía computadorizada cuantitativa puede medir la masa ósea e ir monitoreando su evolución a lo largo del tiempo.

Uno de los principales mitos sobre esta enfermedad es que, cuando se padece, los huesos se deshacen, como si se volvieran polvo; la realidad es que esto no sucede, simplemente se vuelven porosos y, por ende, más frágiles y permeables a romperse frente a una caída o accidente.

Otro gran mito es que la mejor prevención es la ingesta de calcio. Consumiendo más calcio lo único que la persona va a lograr, es tener un nivel de este mineral más elevado sin que esto necesariamente repercuta en la salud y dureza de sus huesos.

Si una persona que no padece osteoporosis ingiere grandes cantidades de calcio puede tener consecuencias contraproducentes en el organismo como calcificación de las arterias, cálculos y otras complicaciones renales que es donde se filtra el calcio que se consume. Por eso, ante la sospecha de padecer la enfermedad, el paso fundamental es consultar a un especialista médico para verificar el diagnóstico.

Tomar únicamente calcio no asegura huesos fuertes ya que se necesita también de buenos niveles de vitamina D.

¿Qué papel juega esta vitamina? Es la encargada de producir la hormona calcitrol -conocida como la vitamina D activa- que permite absorber el calcio de la dieta, de lo contrario el calcio consumido será desechado. Si esto sucede, el cuerpo debe tomar el calcio que necesita de sus suministros en el esqueleto, lo que debilita el material óseo existente y evita que se forme material óseo nuevo y fuerte.

Existen dos maneras recomendadas de obtener vitamina D: a través de la piel y por la dieta. Esta vitamina es producida naturalmente por el cuerpo después de haberse expuesto a la luz del sol. Estar al sol por quince minutos al día es más que suficiente para que el organismo sea capaz de producir y almacenar toda la vitamina D que necesita.

La otra manera segura es a través de la dieta. Los alimentos que aportan vitamina D al organismo son la yema de huevo, el hígado de vaca, los pescados de agua salada como el bagre, el pez gato, el salmón o la caballa y muchos lácteos que vienen con suplementos de esta vitamina. Los expertos recomiendan un consumo diario de entre 400 y 800 Unidades Internacionales (IU, por sus siglas en inglés).

La mejor manera de prevenir y combatir la osteoporosis es a través de una dieta rica en calcio y vitamina D, el ejercicio y la exposición solar regulada.

Los alimentos ricos en calcio son principalmente los lácteos y algunas verduras como la coliflor, el brócoli y la acelga. Entre los lácteos, por ejemplo, tres vasos de leche diarios aportan un 37% del calcio requerido por el organismo, mientras que el queso aporta un 42%.

El ejercicio es indispensable ya que un hueso sedentario tiende a descalcificarse. ¿Por qué sucede esto? Porque al no ser exigido, el hueso interpreta que no necesita de su fortaleza y comienza un proceso de eliminación del calcio almacenado.

Se pueden realizar ejercicios aeróbicos de bajo impacto -incluso caminar-, practicar natación, tai chi o yoga, por ejemplo.

Entre los factores de riesgo de la osteoporosis encontramos la edad -a mayor edad, mayor es la probabilidad de sufrirla-; el sexo, ya que afecta a más mujeres que hombres; el bajo peso, son más propensas a sufrir esta enfermedad las personas cuyo peso sea menor a los 57 kilos; los antecedentes familiares; el consumo de ciertas sustancias como el tabaco y el alcohol excesivo; y ciertas condiciones médicas, como la artritis reumatoidea o fracturas previas de huesos.

Desde joven podés comenzar a llevar una alimentación saludable para asegurarte una vejez con huesos fuertes. Pero ante la menor sospecha de padecer osteoporosis consultá a un profesional de la salud que es quien mejor podrá recomendarte el tratamiento indicado de acuerdo a tus características personales.

No le tengas miedo a la osteoporosis, la mejor prevención es estar informada.

Temas relacionados


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This