Saltar al contenido

Kenguru vehículo para personas en silla de ruedas

Kanguru vehículo para personas en silla de ruedas 

Kenguru, es un vehículo eléctrico que le devuelve la autonomía a las personas que utilizan silla de ruedas ya que ha sido diseñado especialmente para cubrir sus necesidades. En el año 2010, una abogada de origen estadounidense llamó a Hungría, pues quería comunicarse con una compañía que encontró mientras investigaba sobre los avances en el traslado de personas con discapacidad.

Es su página web había encontrado una idea tan genial que les ofreció el financiamientos para poder empezar el negocio. Actualmente Stacy Zoern es parte importante de la compañía que encontró la  solución perfecta para brindarle la autonomía que las personas que no pueden caminar necesitaban.

Eso le simplificó la vida a ella también, ya que ha estado toda su vida en silla de ruedas. El encontrarse en situación de discapacidad, particularmente en el caminar, muchas veces implica una dependencia constante de los demás para poder llevar a cabo las rutinas de la vida diaria.

Kenguru vehículo para personas en silla de ruedas

Desde ir al trabajo y hasta reunirse con los amigos o cosas tan sencillas como ir de compras al supermercado, las personas que usan silla de ruedas siempre tienen el obstáculo del traslado a mayores distancias.

Si bien muchos lugares urbanos tienen accesos y espacios adecuados para una silla de ruedas, sigue existiendo el obstáculo del traslado, que no permite una mayor autonomía. “Las personas sin discapacidad a menudo no entienden (…) no tenemos bicicletas, no podemos llegar en taxis. La mitad del tiempo, los autobuses o las paradas no son accesibles.

Literalmente estás atrapado en la calle donde vives”, explica Stacy. Kenguru es una excelente solución: un auto especial para conductores en sillas de ruedas. Ya se han adaptado antes automóviles para personas en situación de discapacidad, pero este diseño es diferente porque se pensó desde un principio para ellas y simplifica al máximo su movilidad. Basta con apretar un botón y se abre de manera remota la “maleta” del auto que es en realidad la puerta de acceso, mientras se baja una rampa. El conductor puede subirse sin ayuda y entrar al auto.

Kenguru vehículo para personas en silla de ruedas

Frente a él hay un tablero de simple manejo. El timón es un manubrio de moto o un joystick, según lo prefiera el cliente. Éste último exige menos fuerza para ser manejado. Este vehículo es de carrocería cerrada y tiene un motor auxiliar eléctrico que alcanza una velocidad máxima de 45 km/h, con un alcance de 50-120 km. Las baterías se recargan de 4 -8 horas y como se trata de un motor eléctrico, recorrer 100 kilómetros consume una energía equivalente a 2 litros de bencina. Además el auto tiene una longitud pensada para estacionar perpendicularmente a la vereda sin sobrepasar el ancho de los vehículos estacionados de forma paralela, haciendo el descenso hacia la acera mucho más fácil. En Estados Unidos cuesta alrededor de US$25,000 (11,7 millones de pesos), un tercio del valor de una van adaptada para discapacitados.

Es más barato incluso que una silla de ruedas eléctrica, que puede costar en promedio unos US$35,000, señaló Stacy en otra entrevista. Kenguru ha tenido mucho éxito. Zoern recibe a diario mails solicitando uno de sus autos y confiesa que le escriben personas que viven en lugares que nunca en su vida había escuchado. La compañía planea fabricar entre 500 y 1000 unidades por año. Este invento tiene un importante alcance en la rutina y amplía de forma considerable las posibilidades de acción de quienes no pueden caminar.

El desafío mayor es que una vez masificado un invento tan beneficioso como es Kenguru, pueda producirse a un costo más bajo y se distribuya localmente en todo el mundo, para volverse alcanzable para una mayor parte de la población.

Pin It on Pinterest

Share This