ads

Share This Post

Espasticidad en la paralisis cerebral

Espasticidad en la paralisis cerebral. Se conoce como espasticidad a un trastorno motor asociado a una serie de enfermedades y discapacidades. Que tiene su origen en una alteración del sistema nervioso central, provocando aumento del tono muscular lo cual dificulta o imposibilita el movimiento muscular del paciente de forma total o parcial.

La sensación provocada por la espasticidad es similar a la sensación que provoca ser esposado y repentinamente se tira de los dos lados a la misma vez con la misma fuerza pero en sentido contrario; el brazo no se moverá pero se genera una tensión muscular, la espasticidad.

Espasticidad en la paralisis cerebral

 

La espasticidad afecta a niños, adultos, adolescentes, las personas afectadas son tan numerosas, heterogéneas y está presente en muchas patologías como la parálisis cerebral (P.C.I ,), espina bífida, el daño cerebral adquirido (DCA), ictus, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, ataxias, traumatismos cráneo encefálicos y muchas otras patologías mas.

La espasticidad en la parálisis cerebral

La espasticidad dificulta los movimientos, postura y equilibrio del paciente. La espasticidad puede afectar la capacidad de movimiento de uno o más miembros, o incluso para mover un lado del cuerpo.

En algunas ocasiones la espasticidad puede ser tan severa que afecta a las actividades diarias, a los patrones de sueño y a los cuidados.

En ciertas ocasiones, la pérdida del control puede tornarse peligrosa para la persona que padece de este problema.

Seguir leyendo: Espasticidad en la paralisis cerebral y tratamiento

Share This Post

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN

Comparte para ver el contenido completo