Enfermedades degenerativas: Artrítis reumatoidea juvenil

La  Artritis reumatoidea juvenil, es un tipo de artritis que ataca a niños hasta los 16 años de edad. Es una enfermedad que produce inflamación y rigidez en las articulaciones y en algunos casos disminución de la movilidad. La artritis reumatoide juvenil puede presentarse en cualquier articulación y en algunos casos también puede afectar los órganos internos.

Causas

La causa de la artritis reumatoidea juvenil (ARJ) se desconoce. Se piensa que es una enfermedad autoinmunitaria. En este tipo de afección, el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error y destruye tejido corporal sano.

La artritis reumatoidea juvenil generalmente ocurre antes de los 16 años.

Este tipo de artritis se divide en varias categorías:

La artritis reumatoidea juvenil (ARJ) sistémica implica dolor e inflamación articulares, al igual que fiebres y erupciones cutáneas. Es la categoría menos común.
La artritis reumatoidea juvenil (ARJ) poliarticular compromete muchas articulaciones. Esta forma de ARJ puede convertirse en artritis reumatoide. Puede comprometer articulaciones grandes y pequeñas de las piernas y los brazos, al igual que la articulación temporomandibular y la columna cervical.
La artritis reumatoidea juvenil (ARJ) pauciarticular compromete sólo unas pocas articulaciones, por lo regular las caderas, las rodillas y los tobillos.
Muchos otros problemas médicos pueden causar síntomas similares a los de la artritis reumatoidea juvenil, incluyendo:

Enfermedad de Lyme, fiebre reumática, infecciones óseas (osteomielitis) y otras infecciones.
Sarcoidosis, artritis psoriásica, vasculitis
Enfermedad intestinal inflamatoria
Síntomas

Síntomas de artritis:

Rigidez articular al levantarse en la mañana
Dolor articular
Rango de movimiento limitado
Las articulaciones pueden estar calientes, hinchadas y algunas veces rojas
El niño puede dejar de utilizar la extremidad afectada o puede cojear
Dolor de espalda
Síntomas de la artritis reumatoidea juvenil en todo el cuerpo:

Fiebre, usualmente fiebres altas todos los días
Erupciones (tronco y extremidades) que aparecen y desaparecen con la fiebre
Inflamación de los ganglios linfáticos (glándulas)
La artritis reumatoidea juvenil también puede causar inflamación ocular llamada uveítis.

Este problema puede ocurrir sin ningún síntoma ocular o alguien puede tener:

Ojos rojos
Dolor ocular
Aumento del dolor al mirar a la luz (fotofobia)
Cambios visuales
Pruebas y exámenes

El examen físico puede mostrar articulaciones inflamadas, calientes y sensibles que duelen al moverlas. El niño igualmente puede presentar una erupción. Otros signos abarcan:

Hepatomegalia
Esplenomegalia
Ganglios linfáticos inflamados
Los exámenes de sangre pueden abarcar:

Factor reumatoideo (puede estar elevado pero no en todos los pacientes)
Tasa de sedimentación eritrocítica (ESR)
AAN (pueden estar altos)
Conteo sanguíneo completo (CSC)
Antígenos HLA para HLA-B27
Algunos o todos estos exámenes de sangre pueden ser normales en pacientes con ARJ.

Es posible que el médico necesite practicar una punción en una articulación, es decir, introducir una pequeña aguja dentro de la articulación inflamada, lo cual puede ayudar a encontrar la causa de la artritis. Con la extracción de líquido, la articulación también se puede sentir mejor. Algunas veces, el médico inyectará esteroides dentro de la articulación para ayudar a reducir la hinchazón.

Otros exámenes:

Radiografía de una articulación
Radiografía de tórax
ECG
Examen de los ojos por parte de un oftalmólogo (debe hacerse de manera regular, incluso así no haya síntomas oculares)
Tratamiento

Cuando sólo un número pequeño de articulaciones está comprometido, los antinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno o naproxeno, pueden ser suficientes para controlar los síntomas.
Se pueden usar corticoesteroides para reagudizaciones más severas con el fin de ayudar a controlar los síntomas.
Los niños que tienen artritis en muchas articulaciones, o que tienen fiebre, erupción e inflamación de los ganglios pueden necesitar otros medicamentos. Estos medicamentos se denominan fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés), los cuales pueden disminuir o prevenir la hinchazón o inflamación en el cuerpo. Los DMARD abarcan:
El metotrexato con frecuencia es el primer fármaco que se utiliza.
Los fármacos biológicos, como etanercept, infliximab y fármacos conexos, bloquean los altos niveles de proteínas que causan inflamación.
Es importante que los niños con ARJ permanezcan activos y mantengan los músculos fuertes. Caminar, montar en bicicleta y nadar pueden ser buenas actividades. Los niños deben aprender a hacer calentamiento antes de hacer ejercicio.
El apoyo y la ayuda para los niños que experimentan tristeza o ira acerca de su artritis también es muy importante.
Algunos niños con ARJ pueden necesitar cirugía, incluyendo artroplastia.
Pronóstico

La artritis reumatoidea juvenil rara vez es potencialmente mortal.
Los niños que tienen muchas articulaciones comprometidas o que tienen un factor reumatoideo positivo tienen mayor probabilidad de presentar dolor crónico y ausentismo escolar, al igual que de presentar discapacidad.
Los períodos prolongados sin síntomas son más comunes en aquellos que tienen sólo un número pequeño de articulaciones comprometidas. Muchos pacientes con ARJ entran finalmente en remisión con muy poca pérdida de funcionalidad y deformidad.
Para obtener más información y recursos, ver grupo de apoyo para la artritis.
Posibles complicaciones
Desgaste o destrucción de las articulaciones (puede ocurrir en pacientes con ARJ más severa)
Tasa de crecimiento lenta
Crecimiento desigual de un brazo o una pierna
Pérdida de la visión o visión disminuida a raíz de la uveítis crónica (este problema puede ser grave, incluso cuando la artritis no es tan severa)
Anemia
Inflamación alrededor del corazón (pericarditis)
Dolor crónico, ausentismo escolar
Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita médica si:

Nota síntomas de artritis reumatoidea juvenil
Los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento
Se presentan síntomas nuevos
Prevención

No hay una forma de prevención conocida para la ARJ.

Nombres alternativos

Poliartritis crónica juvenil; Artritis reumatoide juvenil; ARJ; Enfermedad de Still; Artritis idiopática juvenil

Ver más sobre Enfermedades Degenerativas aquí

Temas relacionados


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This