Saltar al contenido

Cómo saber si mi bebe tiene Síndrome de Down en el embarazo

Cómo detectar Síndrome de Down en el embarazo

Indicadores de Síndrome de Down. No existe nada que llene más de alegría a una familia que la llegada de un bebé, desde que los futuros padres reciben la noticia comienzan a planear toda su vida y la del bebé. Pero ¿Qué sucede si los padres tienen la duda e incertidumbre de que el bebé corre riesgo de nacer con Síndrome de Down?. Todos aquellos padres que recibieron un diagnóstico de Síndrome de Down han pasado por lo mismo, les invadió un sentimiento de tristeza y desconsolación. Y aunque es normal sentir esta gama de sentimientos lo que más ayuda es dejar de lado las angustias y ponerse manos a la obra y buscar toda la información sobre el tema.

¿Cómo saber si el feto tiene Síndrome de Down?

Cómo saber si mi bebe tiene Síndrome de Down en el embarazo

Durante el embarazo el médico realizara una serie de exámenes de rutina indicados por el ginecólogo para así darle un adecuado seguimiento al bebé, conocer su salud para prevenir cualquier eventualidad. Si se siente intranquila, es mejor hacérselo saber a su médico, este indicará los exámenes que se requieren para poder llegar a un diagnóstico acertado.

El primer mes de embarazo es el mes de pruebas exploratorias para conocer en qué condiciones empieza el embarazo y prever su desarrollo, pero existen pruebas más complejas que permiten conocer las condiciones del feto y si existe alguna anomalía.

Traslucencia nucal o Pliege Nucal: Esta prueba ayuda a detectar si el bebé tiene alguna alteración cromosómica, como el Síndrome de Down o Trisomía 21, Trisomía 13, Trisomía 18 o síndrome de Turner.

La prueba de Traslucencia nucal o Pliege Nucal se realiza entre la semana 11 y 14, el cual mide el espacio en el tejido de la parte posterior del cuello del bebé, de existir algún tipo de alteración se puede notar con un marcador, por lo cual el especialista recomendará realizar un Análisis de Vellosidades Coriónicas .

Screening precoz: Estudio prenatal que se realiza en las primeras semanas del embarazo, la prueba del Screening precoz se realiza con el fin de detectar si el feto tiene alguna malformación congénita.

Triple Screening: Esta es una prueba no invasiva, la madre es sometida a un examen de sangre que determina las posibilidades de la presencia de alguna alteración cromosómica en el bebé. Sin embargo, se trata de una prueba de ‘cribado’, esta prueba no diagnostica todas las alteraciones del feto, pero te ofrece información de utilidad sobre si existe mayor riesgo de padecer algunas alteraciones, esta prueba va de la mano con la ecografía del pliegue nucal. Hoy en día, esta prueba es recomendada a todas las embarazadas sin excepción.

Ecografía de alta resolución: Los ultrasonidos en 3D ó 4D, permite un mejor evaluación de bebé y sirve también para descartar malformaciones de mayor gravedad y detecta también el pliegue nucal.

Amniocentesis: La prueba de amniocentesis se realiza después de obtener un Triple Screening positivo.

La prueba del Triple Screening confirma que existe una altra probabilidad se que el bebé padecerá de alguna anomalía congénita y genética en un futuro. La Amniocentesis es una prueba invasiva que consiste en introducir una aguja en el vientre de la madre, esto se realiza con el fin de obtener una muestra del líquido amniótico, esta prueba va acompañada de un ultrasonido que permite verificar el lugar donde será introducida la aguja, se realiza entre las semanas 14 y 20 del embarazo, aunque esta prueba no es obligatoria.

De dar positivo las pruebas y existe la probabilidad de que tu hijo nacerá con Síndrome de Down, el protocolo indica una visita al médico especialista en Genética, para realizar las pruebas necesarias y es posible que explique con más detalle la condición y de qué manera influye en el desarrollo de las personas.

Pin It on Pinterest

Share This