Bruxismo hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes

Bruxismo;  hábito involuntario de rechinar y apretar los dientes puede producir dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído

El Bruxismo se conoce como el hábito de rechinar y apretar los dientes en forma no funcional e inconsciente;  y puede ser diurno o nocturno. Afecta a un gran porcentaje de la  población. En las investigaciones  realizadas para conocer su origen; se ha encontrado una etiología multifactorial.  Y desde ese punto debe ser tratada, ya que es importante conocer el factor causal de raíz, para ofrecer un tratamiento asertivo. Por lo general  cuando las personas acuden a la consulta dental, y son informadas de que presentan este problema; su primera reacción inmediata es la negación; no reconocen que rechinan o aprietan; y en algunos casos se llegan molestar. Debido a esto, el profesional debe tener a la mano las herramientas necesarias para mostrarle al paciente, que efectivamente  presentan este hábito; esto es el primer paso para poder solucionarlo. También se deben hacer  responsables de llevar al pie de la letra el tratamiento; y esto depende de la manera en que se maneje la información.

Cuando las tensiones cotidianas  son constantes, y dificilmente se pueden demostrar,  esta es una forma de liberar los estados de ansiedad. También puede ser ocasionado por problemas psiquiátricos;  por un desequilibrio en la oclusión dentaria,  o por el uso y abuso de drogas. Algunas personas con síndromes o discapacidades, suelen tener el hábito, debido a los esfuerzos físicos extraordinarios.

Existen hoy en dia tratamientos efectivos para prevenir este padecimiento; y por esta razón es importante crear una conciencia y cultura de prevención, mediante la visita  regular al consultorio dental.

Psicológicamente,  se relaciona  con  una represión de agresión oral reprimida,  debido a conflictos  emocionales subyacentes; o conflictos dentro de la vida cotidiana;  que son liberados de manera inconsciente; pero que provocan severos daños en todo el conjunto que interviene en las funciones de masticación. El enfoque del tratamiento deberá ser de acuerdo a la etiología del problema, y en cada caso individual.

Primeramente se utiliza un aditamento de resina, el cual cubre todo el proceso dental, y debe utilizarse empezando con un material blando de 0.35mm de espesor, ya que una de sus funciones será separar el cóndilo mandibular de su cavidad glenoidea. Este hábito produce un desgaste en los huesos de la articulación temporomandibular, y llega a destruir el menisco interarticular que se encuentra entre la mandíbula y le cráneo. Al destruirse, los huesos rozan cosntantemente, llegando a desgastarse y producir una desestabilidad en la posición de la mandíbula; lo que produce un chasquido y en ocasiones es muy doloroso, además de que se va degenerando la anatomía original de las partes óseas.

El Bruxismo desemboca en las siguientes consecuencias:

  • Desgaste de las piezas dentarias
  • Hipersensibilidad
  • Alteración de la ATM
  • Fracturas dentarias
  • Inflamación de nervios y ligamentos
  • Dolor de cabeza y oídos
  • -Mal oclusiones
  • Destrucción del hueso que sustenta las piezas dentales
  • Perdida de la altura facial

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.

Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la causa exacta del bruxismo, pero el estrés durante el día puede ser el desencadenante en muchas personas. Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas. El hecho de si el bruxismo causa dolor y otros problemas puede ser una mezcla complicada de factores:

  • El nivel de estrés que la persona experimente
  • Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes
  • Si los dientes están desalineados
  • Su postura
  • Su capacidad de relajarse
  • Su dieta
  • Sus hábitos al dormir
  • Cada persona probablemente es diferente.

Síntomas

Apretar los dientes puede ejercer un desequilibrio en el funcionamiento de las estructuras que forman el sistema masticatorio, como son los músculos, ligamentos, nervios, tejidos y otras estructuras que intervienen en la función  alrededor de la mandíbula. Los síntomas pueden causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM);  pudiendo llegar a provocar daños irreversibles

El rechinamiento puede desgastar los dientes y puede ser tan ruidoso en las noches como para molestar el sueño de los compañeros de dormitorio. Además de la consecuente destrucción del  aparato de sostén de los dientes.

Los síntomas abarcan:

  • Ansiedad, estrés y tensión
  • Depresión
  • Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido)
  • Trastornos alimentarios
  • Dolor de cabeza, ya que la mandibula se encaja en el craneo y esta muy cerca del sistema nervioso
  • Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes
  • Insomnio
  • Dolor o inflamación de la mandíbula

Bruxismo Signos, exámenes,  tratamiento y prevención

Se ha preguntado alguna vez ¿porque sus dientes se ven más cortos?, o ¿porqué tiene constantes dolores de cabeza o de oído; o quizá su mandibula truena cuando abre la boca?  Esto podría ser causado a un trastorno llamado Bruxismo. Seguir leyendo…….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.