Amputación de pierna por encima de la rodilla

La amputación es un procedimiento quirúrgico que genera muchos cambios irreversibles en el paciente, se trata de la eliminación total o parcial de una extremidad del cuerpo mediante una cirugía. El nivel al que se realiza el procedimiento es determinante, las amputaciones a nivel transarticular tienen un mejor pronóstico funcional en comparación a las amputaciones realizadas a través del hueso a un nivel superior.

Amputación de pierna sobre la rodilla

Cuando el médico decide amputar una extremidad, además de pensar en salvar la vida del paciente, debe tener en cuenta el grado y posibilidades de independencia y reinserción social del paciente.
Existen diversas razones por las que una persona puede perder todo o parte de un brazo o una pierna:

Problemas de circulación: Esto puede deberse a enfermedades como la ateroesclerosis o la diabetes que en casos más severos pueden requerir una amputación.
Lesiones: Las lesiones por accidentes de tráfico, congelamiento y lesiones por combate militar son también algunas de las causas de una amputación.
Enfermedades: Cáncer, embolia arterial, enfermedad de Raynaud y enfermedad de Buerger.
Cangrena.

Algunos pacientes amputados padecen de dolores fantasmas, también llamado síndrome de miembro fantasma que es básicamente la sensación de dolor en la extremidad ausente.

También deben enfrentar complicaciones y problemas de piel después de una amputación, esto es bastante común cuando usa una extremidad artificial.

Aprender a usar extremidades artificiales requiere de tiempo, la fisioterapia puede ayudar al paciente a adaptarse.

Las personas que enfrentan una amputación deben lidiar no solo con las limitaciones físicas que este procedimiento causa, sino que también deben afrontar un trauma emocional.

Amputación de pierna por encima de la rodilla

Este procedimiento quirúrgico se realiza para remover la pierna por encima de la rótula.
Antes de la cirugía :

Si tiene conocimiento del procedimiento que la amputación será por encima de la rodilla, es posible que los médicos examinen también la otra pierna. Los exámenes que le realicen le ayudarán a prepararse para desplazarse después de la cirugía. Es posible que deba realizar ejercicios de fortalecimiento de brazos, esto le ayudará usar las muletas o la silla de ruedas, después de la operación.

Es posible que le realicen pruebas de sangre antes de entrar a cirugía, anote la fecha, hora y lugar de cada examen.

Si los médicos consideran que durante la cirugía necesitará una transfusión, es posible que deba donar su propia sangre antes de ingresar a la sala de operaciones. A esto se le conoce como donación autóloga y se puede hacer 3 días antes de la cirugía. Asimismo, puede pedir que un familiar o amigo que tenga su mismo grupo sanguíneo done sangre. Esto es conocido como donación directa de sangre. Consulte a su médico para saber más acerca de la donación autóloga o directa de sangre.
Es posible que le administren alguna pastilla para dormir, antes de la cirugía.
Infórmese con su médico sobre las direcciones para comer y beber.

El día de la intervención quirúrgica:

Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.

Deberás firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización, si usted no puede hacerlo, lo tendrá que hacer un familiar cercano. Este documento le otorga al médico el permiso para realizar la cirugía. En este acuerdo está estipulado los posibles problemas que podrían presentarse y las opciones que tiene el paciente. Antes de firmar, asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento. Lleve al hospital una lista de los medicamentos que toma. Hágale saber a su médico toma medicamentos como píldoras diabéticas, píldoras de hipertensión, píldoras de corazón o si se administra insulina.
Anestesia: Antes de entrar a cirugía, es posible que el anestesiólogo hable con usted, informe a su médico si anteriormente ha tenido algún problema con la anestesia.

Le indicarán que cambie su ropa por una bata de hospital. Antes de llevarlo en camilla hasta la sala de operaciones, es posible que le administren medicamentos por vía intravenosa para relajarse o sienta sueño. Ya en el quirófano le administrarán anestesia general para mantenerlo en estado inconsciente durante la operación.

Durante el procedimiento los médicos retirarán el tejido dañado para que su herida sane bien. Solo amputarán la cantidad necesaria, realizarán un corte en su pierna por encima de la rodilla. Después de amputar la pierna se suaviza y pule lo que queda del hueso. Harán un colgajo, con músculo, tejido y piel para cubrir el extremo de sus huesos. Si existe infección en la pierna, es posible que los médicos no cierren inmediatamente la lesión con suturas o grapas y dejen la herida abierta durante varios días después del procedimiento quirúrgico. De no haber infección, la herida será cerrada con puntos de sutura. Le promedio de duración de una amputación por encima de la rodilla suele ser de 1 o 2 horas.

Después de la operación:

Cuando acabe la cirugía, el paciente será trasladado a una sala de Usted será llevado a una sala de recuperación donde permanecerá hasta que despierte y lo lleven nuevamente a su habitación. Cubrirán con vendajes las suturas, no salga de la cama hasta que su médico lo autorice.

Hable con su médico:

Si no puede llegar a su cita de cirugía a tiempo.
Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la cirugía.
Si tiene fiebre.

Riesgos después de una amputación:

Es posible que sangre más de lo normal durante o después de la cirugía, la sangre se podría acumular debajo de la piel formando una protuberancia que se conoce como hematoma. Con la finalidad de prevenir alguna posible infección, el médico deberá drenar el hematoma. La recuperación tras una amputación puede ser difícil, es posible que usted contraiga una infección. Puede que se forme un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo, causándole dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su cuerpo. El médico deberá tener bastante cuidado con esto pues puede ser mortal. Un coágulo sanguíneo podría desprenderse y llegar hasta sus o pulmones o cerebro. Si un coágulo sanguíneo llega a sus pulmones puede provocar dolor de pecho y dificultad para respirar. Mientras que un coágulo de sangre en el cerebro puede producir un ACV.

En algunos casos de amputación, el paciente aún sigue sintiendo parte de su pierna que ha sido que ha sido removida. A esto se le conoce como sensación de miembro fantasma. Y aunque suele ser normal, en algunos casos pueden ser dolorosas. Si no se somete a cirugía, los problemas podrían ponerse peor. Si tiene cáncer o una infección grave en la pierna y no recibe el tratamiento a tiempo, podría morir. Comuníquese con su médico si tiene alguna pregunta en relación a sus medicamentos o los cuidados.

Es recomendable que aprenda todo sobre su condición y tratamiento. Hable con su médico sobre las opciones de su tratamiento para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.


Share This Post

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Pin It on Pinterest

Share This