Saltar al contenido

Amor y discapacidad historia de Bill y Shelley

Amor y discapacidad historia de Bill y Shelley. Bill Ott, nunca olvidará el día que conoció a Shelley Belgard, . Fue en la primavera de 1988 . Tenía 12 años y, era un poco tímido.
Shelley era tres años mayor y era una chica conversadora y extrovertida. Ambos llegaron un club social del Condado de Montgomery en busca de amigos.

Shelley sonrió. Bill se presentó. Y eso fue todo . ” Yo no sabía lo que era el amor “, dice . “Hasta que la conocí. ”

El estaba seguro de que lo que sentía era algo real, pero nadie lo cree cuando esta afirmación viene de un niño de 12 años de edad y más si es uno con síndrome de Down.

Amor y discapacidad historia de Bill y Shelley

Pero Bill sabía que para el amor no hay edad, a pesar que su mente y corazón eran muy jóvenes en algún lugar de su cabeza se sentía mentalmente maduro.
El sentimiento era mutuo, afirma Shelley quien también nació con una discapacidad mental, encontrarse con este chico de impresionante mirada fue lo mejor que le pasó, ese día intercambiaron números de teléfono.

La última vez que se vieron fue en el baile de graduación y perdieron contacto después de la secundaria.

Pero Bill nunca olvidó que había conocido el verdadero amor y su nombre era Shelley.

Al nacer, a Shelley Belgard detectaron agua en el cerebro y a sus padres Gail y Jhon los médicos dijeron que solo viviría seis meses.

Pero Shelley no se rendiría tan fácilmente, cuando llegó a los 10 años de edad, ya había sido sometida a 29 cirugías y a pesar de todo lo que había tenido que pasar,  Shelley era una niña feliz. Sus habilidades verbales y motoras se retrasaron , pero una vez que empezó a hablar, nunca se detuvieron.

A pesar de todo lo que tuve que pasar, Shelley era una niña feliz. Sus habilidades verbales y motoras se retrasaron , pero una vez que empezó a hablar , nunca se detuvieron.

Gail y Bill nunca imaginaron que su hija llegaría a vivir uno o dos años y mucho menos que llegaría a la edad adulta.

Las personas tienen todo tipo de expectativas de sus hijos, algunos desean que vayan a Harvard, pero para los Belgard que Shelley aprendiera a atarse los zapatos, alimentarse por sí misma o caminar, era genial, todo lo que ella podía hacer era genial.

A mediados de sus 20 años, Bill vivía con un par de amigos en un apartamento, todos ellos con alguna discapacidad intelectual y hacían casi todo sin ayuda.

Su madre Mary Ott  dice que Bill tiene muy buena memoria y siempre se ha preocupado por las personas en los trabajos que ha tenido.

Bill siempre fe un romántico, a menudo  hablaba con sus padres acerca de casarse algún día.

Después de perder el contacto con Shelley, salió con un par de otras mujeres jóvenes , pero nada parecía del todo bien. Se sentía controlado por algunas de las mujeres y juzgado por los demás.

Durante varios años, Bill se inscribió junto a varias personas con discapacidad a un crucero anual del Caribe con chaperones. En el año 2007 , Shelley se inscribió en el viaje. Gail Belgard aún recuerda la emoción de Bill cuando vio a Shelley en la reunión de orientación.

Una vez que el crucero zarpó, Shelley fue vencida por el mareo y debido a que no pudo salir de su camarote, solicitaron un acompañante voluntario para que se quede con ella. Bill fue el primero en levantar la mano y dijo:  ” Me voy a quedar con ella”.

” Quiero ser el héroe de Shelley “,  ” Quiero ser su vengador.”

En diciembre del mismo año, les comunicó a los padres de Shelley que quería casar con ella.

Luego de varias salidas, en el mes de enero, para el cumpleaños de Shelley, cuando estaban en un restaurante Mexicano Bill le regaló un libro y sacó una cajita en la que tenía un anillo de rubí que había comprado con sus ahorros.

 

Y le preguntó si deseaba ser su esposa. Ella inmediatamente dijo que sí y corrió a casa para decirle a sus compañeros de cuarto. Cuando Bill anunció el compromiso de sus padres , que no estaban seguros de qué pensar. Sabían Bill que Bill hablaba en serio, y habían tenido que ver cómo iba a salir todo, dice María.

Los padres de Shelley fueron igual de escépticos.

No pudieron casarse en ese entonces, pero Shelley y Bill siguieron firmes en su amor durante años, pues sentían que era real.

Bill viaja en autobús para ver a su amada casi todas las semanas. Y deseaban casarse.

Después de dos años de noviazgo, Bill se convirtió en compañero de habitación de Shelley. Él tenía su propia habitación y una cama individual, pero estaban juntos. Aunque tuvieron algunos problemas al principio, supieron sobrellevar la situación gracias a la ayuda de una terapia de pareja.

Dicen que el terapeuta les ayudó a aprender cómo compartir , escuchar el uno al otro y respetar mutuamente su tiempo personal y el espacio. Y ayudó a convencer a sus padres que estaban listos para el matrimonio.

A finales de 2011, la planificación de la boda había comenzado. Se decidió que esta sería una ceremonia de compromiso , en lugar de un cambio legal de votos, porque el seguro de salud de Shelley podría estar en peligro si se casaba .

Pero todos los involucrados la consideraron como una boda oficial.

Pin It on Pinterest

Share This