Alex Talay, sin extremidades pero feliz

Alex Talay, sin extremidades pero feliz

Alex Talay, es un hombre de negocios, tiene 3 hijos y u historia es digna de ser compartida.

Hace unos años su vida se derrumbó, y en un segundo perdió sus brazos y piernas, una bomba que había permanecido enterrada por medio siglo, parecía haber estado esperando el momento preciso a que el llegara, esto ocurrió en 1999 cuando tenía 16 años de edad, los medios de comunicación europeos lo han llamado, la última víctima de la terrible guerra.

Sin sus extremidades; Alex debía elegir entre dos caminos, aceptar con impotencia y desesperación lo que había sucedido y convertirse en un accesorio más de la casa, una carga para sus padres y hermano, o decidirse a tomar acción.

Alex Talay, sin extremidades pero feliz

Alex Talay, sin extremidades pero feliz

Una vez que decidió ponerse en acción, empezó a conocer su nuevo cuerpo, aunque su psique se resistió, ya que por 16 años él fue una persona con todas sus facultades físicas, con brazos y piernas, y ahora debía pensar en una nueva forma de abordar la vida.
Para Alex fue muy importante y tomar consciencia al 100% de que lo que había pasado era inevitable y que no había vuelta atrás. Desde el primer día no culpo a nadie por lo sucedido, pero un factor fundamental para la supervivencia es la aceptación. Todo depende de uno mismo!.

Poco a poco aprendió a dominar el ordenador, es asi que inicio un negocio exitoso, es cinturón negro en Karate, y ha logrado hacer muchas amistades alrededor del mundo. Y aunque no fue nada fácil, cada paso que dio le ayudo a construir una nueva vida. Ha viajado a muchos países, cuando estuvo en Estado Unidos pudo conocer 30 estados, por la mañana podría estar en Moscù y a la mañana siguiente podía estar nadando en el Golfo de México y por la tarde del siguiente día esquiar en Vail. Gracias a su hermano estadounidense Bob Harris, pudo conocer a muchos buenos amigos de diversas asociaciones y cámaras de comercio.

Cada día sentía que los límites de sus capacidades crecían, esto no le agrado mucho, pero decidió dar vuelta a las cosas negativas y cambiarlas por algo positivo. Para desarrollar su propia alma y buenas cualidades humanas.

En este largo y difícil camino, el apoyo de su familia y amigos, le dieron la inspiración para vivir y trabajar. La ayuda a niños huérfanos y niños con discapacidad lo mantuvo ocupado, pero considera que él fue el más beneficiado, la energía y luz que esos niños le brindaron fue lo que contribuyó a su superación.
El amor sincero, ese amor que sale del alma puede curar cualquier enfermedad del cuerpo y del espíritu, que puede vencer hasta la muerte.

Aunque le hacen muchas entrevistas y tiene muchos admiradores, considera que no hizo nada extraordinario. Solo hizo algo por su alma y consciencia.

Alex Talay es amante de la naturaleza, disfruta de los paseos al aire libre, escuchar su sonido, es algo que lo revitaliza, y le da el impulso para hacer algo bueno por este mundo, y así darle las gracias.

La gente vive encadenada por que no creen en sus propias capacidades, y les hace dudar del potencial que tienen, deben romper las cadenas y abrirle paso al mundo y el mundo se abrirá para ustedes.

Todos venimos a este mundo a aprender, a mejorar, y hay que tener en cuenta que mientras más fuerte sea la lucha, mayor es la victoria. Y al enrumbarte en este largo camino, entenderás que nada es imposible.


Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share This